La Rioja

Francia alerta sobre nuevos ataques terroristas en Senegal y Costa de Marfil

  • París recomienda a los complejos hoteleros reforzar sus medidas de seguridad el mismo día que los yihadistas matan a 20 personas

La advertencia del presidente francés en torno a la planificación de nuevos atentados en Senegal y Costa de Marfil ha acentuado las medidas de seguridad en hoteles y restaurantes africanos frecuentados por occidentales. El Elíseo ha difundido esta alarma aduciendo conversaciones grabadas por los servicios secretos norteamericanos en ámbitos islamistas que aludían a inminentes atentados contra entidades de lujo en Dakar y Abidjan, las capitales de ambas repúblicas.

La gran comunidad de expatriados que habita ambos países los convierte en objetivos idóneos para nuevas acciones terroristas. El territorio senegalés es uno de los destinos preferidos por los turistas francófonos, mientras que la capital marfileña está experimentado un 'boom' económico que viene acompañado de la construcción de nuevos hoteles, centros comerciales de lujo y urbanizaciones privadas. A juicio del Gobierno galo, la llegada de hombres de negocios de todo el mundo y una agenda apretada de convenciones y cumbres constituyen atractivos reclamos para nuevos golpes.

La proliferación de guardias armados, barreras para impedir el acceso de automóviles e incluso la instalación de cámaras en el interior de los edificios, han sido las medidas que rápidamente han implementado las empresas del sector. El Gobierno senegalés incluso ha amenazado con el cierre de los hoteles que no cumplan las medidas de seguridad acordadas.

El aviso tiene lugar horas después de que las autoridades somalíes finalizaran el asedio del restaurante Beach View, tomado por miembros de Al-Shabab cuando tenía lugar en su interior un banquete de bodas y la celebración de una graduación estudiantil. El asalto al local, situado en la playa Lido de Mogadiscio, ha causado al menos 20 muertos y no se sabe aún el número ni la suerte de los milicianos que penetraron en el comedor tras disparar indiscriminadamente contra quienes disfrutaban de sus terrazas. La milicia ha reivindicado los hechos a través de su propia emisora de radio.

El ataque dio comienzo a las 19.30 horas de la noche del jueves y se ha extendido hasta la madrugada del viernes. Los testigos aseguran que los islamistas arribaron en lanchas y que dos vehículos fueron detonados en el trascurso de la operación. No hay noticias de extranjeros entre las víctimas. El arenal de la metrópoli somalí posee un gran valor simbólico porque su revitalización como centro de ocio es fruto del control por el Gobierno de Hassan Sheikh Mohamud. La proliferación de establecimientos hosteleros está íntimamente relacionada con su popularidad entre aquellos emigrantes que han regresado a la ciudad para participar en su recuperación económica.