La Rioja

Boko Haram castiga a los aliados de Nigeria

Las milicias de Boko Haram asesinaron a 40 vecinos de dos localidades de Níger en un ataque perpetrado el miércoles en el sur del país. Los guerrilleros invadieron sendos poblados de la comuna de Gueskerou. Los asaltantes, procedentes de la vecina Nigeria, ejecutaron a los habitantes y quemaron las casas, pero no rapiñaron bienes, proceder que es interpretado como una expresa acción de castigo. El país no había sufrido ninguna 'razzia' desde que el 25 de abril los islamistas ocuparan la isla de Karamga, en el lago Chad, donde mataron a 46 residentes y secuestraron a otros 32 nativos.

El incidente se produce tan sólo cuarenta y ocho horas después de la explosión de dos bombas en Yamena, la capital chadiana. Las dos acciones se antojan la contundente respuesta de la banda yihadista a la formación de un nuevo contingente militar regional, anunciado hace unos días y apoyado, fundamentalmente, por los gobiernos de estas dos repúblicas sahelinas. La creación de este cuerpo de 8.700 soldados pretende reemplazar a las tropas que vencieron a los insurgentes y consolidar las áreas liberadas a lo largo de los últimos meses. La actuación conjunta de Níger y Chad ha supuesto un factor esencial para evitar la expansión internacional de los fundamentalistas.