Windsor quiere limpiar sus calles de mendigos antes de la boda real

Atlas España

El concejal del distrito quiere evitar que los turistas vean a personas sin hogar

ATLAS ESPAÑA

El castillo de Windsor es la residencia veraniega de la realeza británica desde hace más de un milenio y ya se está preparando para la boda del príncipe Harry y su prometida Meghan. La polémica ha surgido al conocerse que entre los preparativos el concejal de este distrito ha pedido a la Policía que limpie sus calles de mendigos. Señala que llegarán miles de turistas y eso dará mala imagen.

A los sintecho no les ha sentado bien. "No conozco a ninguno que sea agresivo. Ninguno de nosotros es un mendigo violento", señala un testigo. Pero la polémica continúa. Incluso la primera ministra británica Theresa May se ha manifestado en contra: "No estoy de acuerdo con las declaraciones que ha hecho. Los políticos tenemos que trabajar para dar cobijo a estas personas sin hogar".

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos