AQUEL VERANO DE...Indios en tiendas de campaña por el río Jarama

«Podía decir también que fue el de Barcelona'92, pero mis recuerdos más marcados me llevan sobre todo a cuando era chaval». Antonio Rebollo no es una excepción a la regla. Dijo el poeta Rainer Maria Rilke que la infancia es la verdadera patria del hombre y el arquero paralímpico no se lo va a negar. Sus estíos imborrables le retrotraen a «los 10 u 11 años, cuando veranear en la playa era impensable». Entonces, «solíamos hacer unas pequeñas vacaciones en tiendas de campaña con otras familias, algunas de 12 y 13 hijos, en el río Jarama. Nos juntábamos una tribu de chavales haciendo el indio y disfrutábamos como salvajes». Indios, arcos, flechas... Todo cuadra. «No teníamos ningún problema porque con un cocido, el río y los juegos lo pasábamos en grande. Nos parecía algo maravilloso. De ahí viene mi conexión con la naturaleza. Entonces el río estaba limpio, era la prolongación de la calle Alcalá hacia la carretera de Aragón. Ahora aquello está invadido por industrias y muy sucio».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos