LA TUMBA MÁS VISITADALa reina del vudú, pociones, 17 hijos y labor humanitaria

Hija ilegítima de un rico propietario de plantaciones y de una mujer negra e india choctaw, la criolla Marie Laveau (1794-1881) mantuvo durante décadas a Nueva Orleans bajo los efectos de sus hechizos, macerados con sus firmes convicciones católicas y su fascinación por los espíritus y rituales africanos. Practicó exorcismos, despachó amuletos y pociones, pronunció encantamientos, dio consejos de amor y también sanó a varios enfermos y salvó a varios hombres condenados a la horca. Madre de 17 hijos con dos parejas, ambas haitianas, trabajó en su juventud como peluquera atendiendo a las adineradas mujeres blancas de la ciudad, que acabaron por hacerle confidente de sus secretos y deseos. Su involuntaria red de informantes se convertiría en clave para amplificar su popularidad y erigirse en bruja temida para unos, oráculo infalible para otros y hasta santa. Mujer escultural y amable, yace en el cementerio de Saint Louis y todos los días tiene visitas y flores.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos