A tortas con el queso

A tortas con el queso

Casar de Cáceres vence a sus vecinos extremeños de La Serena.Un tribunal europeo corrige una decisión anterior de la UE para que nadie más pueda usar el mismo sello de sus 'discos' lácteos

A. CORBILLÓN

Hay varias docenas de quesos en España con forma de torta, pero solamente los que se fabrican en Casar (Cáceres) podrán llevarlo en su sello de origen. Sus vecinos y rivales de la comarca de La Serena (Badajoz) llegaron primero a la lista de las denominaciones originales, pero en principio obviaron usar la palabra 'torta'. Con el tiempo, lograron que la Oficina de la Propiedad Intelectual de la Unión Europea les reconociera el Queso y la Torta de la Serena.

El mismo organismo desestimó en 2012 un recurso de los productores de Casar con el argumento de que el término 'torta' «no constituía una denominación tradicional y protegida». Y por eso, «difícilmente podría venir a la mente del consumidor cuando éste viera la marca de La Serena». Pero ayer, una sentencia del Tribunal General de la Unión Europea anuló esa resolución y le ha concedido en exclusiva ese sello a los cacereños dado el «carácter de denominación tradicional no geográfica» del término. En resumen, que tortas solo se pueden empaquetar en Casar.

Pero se elaboran en muchos sitios. En Extremadura y en todas las regiones queseras: las dos Castillas, Andalucía, Cataluña... Sólo es la primera batalla de la 'guerra' que mantienen desde hace una década en la comarca cacereña contra los que invaden lo que les convierte en originales. En España tienen abiertos tres contenciosos con queseras que les hacen la competencia. Hay casos en los que una simple advertencia ha bastado para que los 'usurpadores' del logotipo cambiaran de etiqueta.

Aunque cabe recurso contra esta sentencia, desde Casar creen que es el momento de tomar las medidas para desterrar el término en cualquier otro lugar de España. «Jamas hemos dudado de la calidad de otros productores de quesos de pasta blanda, pero sí que se aprovechen del tirón del nombre torta del Casar para desplazar al producto original», explicó ayer el director de certificación de la marca, Javier Muñoz.

La leyenda de este producto dice que su secreto está en el descubrimiento casual de los efectos del uso del cardo para darle textura. Al derretirse en el paladar deja un sabor único. Son buenos tiempos para un producto que este año espera alcanzar los 350.000 kilos, de los que los extremeños consumen la tercera parte, el resto de España un poco más de la mitad y un 10% se exporta. Aunque sus ovejas entrefinas pastan en 400.000 hectáreas de dehesas repartidas en 36 municipios del sur de Cáceres, sólo seis queserías pueden grabar hoy el tradicional sello a fuego que llevan estos manjares lácteos.

Un kilo, 15 ovejas

Sus rivales de La Serena cuentan con un 'ejército' de 17 queserías que fabrican 200.000 tortas, gracias a las 400.000 ovejas merinas que pastan por unos encinares que ocupan el 14% de la inmensa Badajoz. Presumen de ser los únicos de España elaborados exclusivamente con la leche cruda.

Ambos quesos rivales se parecen. Pureza ovina, alimentación natural y mimo artesanal en el cuidado de cada 'cilindro' de cuajada. Y ambos precisan de unas 15 ovejas para lograr un kilo de queso, ya que a cada rumiante sólo se le extrae un tercio de leche diario. No estaba claro que un catador supiera diferenciarlos. Ahora, solo tendrá que mirar la etiqueta.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos