Superar el golpe

Superar el golpe

La checa Petra Kvitova, número dos mundial en 2011, trata de mostrar en Roland Garros su plena recuperación. Acaban de detener al supuesto atracador que estuvo a punto de seccionarle cinco dedos hace año y medio

JOSEBA VÁZQUEZ

Es una de las mejores personas que conozco», escribió la tenista danesa Caroline Wozniacki cuando, en diciembre de 2016, el mundo de la raqueta se volcó con la checa Petra Kvitova, que acababa sufrir en su domicilio el ataque de un ladrón que, ante la resistencia de la víctima, estuvo a punto de seccionarle los cinco dedos de la mano izquierda con un cuchillo durante el forcejeo. Una situación terrible para cualquiera. No digamos si quien la sufre se gana la vida literalmente con las manos y, además, esa persona es zurda. Todas esas circunstancias se dan en Kvitova, jugadora checa de 28 años cumplidos en marzo, dos veces ganadora en Wimbledon (2011 y 2014) y que fuera número dos del mundo hace siete años. En la actualidad, ocupa el octavo puesto en la lista de la WTA.

En el asalto, el atracador solo se llevó 200 euros del apartamento de Prostejov, en la región de Moravia, pero estuvo a punto de acabar con la carrera de la tenista. Petra tuvo que ser intervenida de urgencia durante cuatro horas, tiempo en el que los cirujanos completaron lo que ha evidenciado ser una magnítica tarea uniendo nervios y tendones. El resto lo ha hecho la determinación de la agredida, que no solo parece ser una buena persona, como dijo Wozniacki, sino tener también una enorme fuerza de voluntad. Atleta de 1,82 metros y 70 kilos, Petra Kvitova ha demostrado ser tan sólida mental como físicamente para superar el trauma. Ella misma quiso recordárselo al mundo a las pocas horas de asalto. «Las heridas son graves y necesitaré que me vean especialistas, pero si sabéis algo sobre mí, lucharé ante esto. Soy una luchadora nata y nada lo va a cambiar», dijo.

La mejor de 2018

Durante año y medio, la Policía checa no encontró indicios sobre la identidad del asaltante. Fue la semana pasada cuando una nueva pista permitió la detención del presunto atracador, un hecho celebrado a medias por la afectada. «Es una buena noticia para mí, pero el caso solo terminará con la condena final», ha expresado.

Petra, una de las jugadoras mejor pagadas del circuito femenino, comenzó a jugar a tenis de niña en su localidad natal, Bilovec. Admiradora incondicional de otra zurda, su compatriota Martina Navratilova, la joven debutó en el profesionalismo a los 18 años. Poco después, en 2009, ganó su primer torneo, en Hobart (Australia). Desde entonces, suma 24 títulos individuales, incluidos los dos de Wimbledon y el Master de 2011, cuando ascendió al segundo puesto del ranking mundial. Hace dos años logró el bronce en los Juegos Olímpicos de Río. Por equipos, su presencia ha sido clave en los cinco triunfos de su país en la Fed Cup, antigua Copa Federación, en 2011, 2012, 2014, 2015 y 2016. También se ha clasificado para la final de este año, frente a Estados Unidos.

Tras el ataque y los cortes en su mano, Petra regresó sorprendentemente pronto a las pistas. A los cinco meses reapareció en Roland Garros. Cayó en segunda ronda, pero un mes más tarde se adjudicó el torneo de Birmingham. Con todo, su auténtica resurrección se está produciendo en el presente 2018, en el que ha ganado más títulos que nadie: San Petersburgo, Doha (triunfo en la final ante Garbiñe Muguruza), Praga y Madrid. Con 30 victorias y solo seis derrotas desde enero, ahora trata de prolongar la dulce racha en París, donde ayer se impuso a la paraguaya Verónica Cepede y mañana se enfrentará a la vasca Lara Arruabarrena.

Sí, da toda la sensación de que la Kvitova ha superado el terrible golpe y vuelve a estar deportivamente en disposición de todo. Pero «lo que me haría feliz es que en el circuito me recordaran como una buena persona, que saluda, que trata bien a las demás y se comporta de manera educada tanto dentro como fuera de la cancha -ha declarado en una reciente entrevista-. Cuando volví a jugar solo buscaba hacerlo a un nivel competitivo, y eso se está traduciendo en buenos resultados, pero sin el objetivo de llegar a lo más alto. El ataque que sufrí me ha cambiado un poco mi perspectiva y metas».

24 títulos. Desde que ganó su primer torneo en Hobart (Australia) en 2009, Petra Kvitova suma 24 títulos individuales, cuatro este año.

5 Fed Cup. Con ella, la República Checa acumula cinco Fed Cub (2011, 2012, 2014, 2015 y 2016) y se ha clasificado para la próxima final.

22,7 millones de euros. Con un balance de 473 victorias y 206 derrotas como profesional, se ha embolsado 26.422.461 dólares en ganancias (22,7 millones de euros).

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos