La sombra española de 'El Paralítico'

Cetinkaya, en silla de ruedas, está considerado el capo de la heroína en Europa. Su cuñado fue asesinado junto a su actual pareja y su hija./
Cetinkaya, en silla de ruedas, está considerado el capo de la heroína en Europa. Su cuñado fue asesinado junto a su actual pareja y su hija.

El turco asesinado junto a Sandra Capitán y su hija en Dos Hermanas es cuñado del gran capo de la heroína Urfi Cetinkaya. Ankara le acusa de financiar al 'golpista' Gülen

Ricardo 'El Pollino' confesó el fin de semana haber asesinado a la joven sevillana Sandra Capitán -embarazada de tres meses-, su hija de 6 años, Lucía, y su pareja, Mehmet Demir, alias 'El Turco'. El lunes, el camello, detenido junto a sus padres y su mujer, condujo a la Policía al pozo en el que había enterrado los tres cuerpos, que cubrió con sosa cáustica y cegó con hormigón, en la misma casa de Dos Hermanas donde vendía heroína a los 'yonquis' de la zona. Los investigadores trabajan con la hipótesis de un ajuste de cuentas. Cabe la posibilidad de que 'El Pollino'-miembro de un clan dedicado al menudeo de drogas- debiera dinero a Mehmet, su proveedor, y terminara con su vida para librarse de la deuda. Pero la relación familiar de la víctima con Urfi Cetinkaya podría complicar las pesquisas. Se trata de uno de los mayores 'barones' de la droga de Turquía, en los noventa estuvo encarcelado en España y es famoso por sus métodos despiadados: hace unos años, un primo suyo que no era lo bastante eficiente en el cobro de deudas a los minoristas apareció descuartizado en un vertedero de basura en Madrid.

Nacido hace 68 años, Cetinkaya huyó muy joven de la miseria de su pueblo de Anatolia y aprendió a sacar partido a los bajos fondos de Estambul. En 1977 fue detenido por primera vez por contrabando de tabaco y tres años después ya traficaba con armas. El apodo de 'El Paralítico' lo ganó en 1988, cuando en un tiroteo con la policía una bala le alcanzó la columna vertebral y le dejó parapléjico. Desde entonces, dicen, nunca se separa de su médico.

Por aquella época, ya especializado en introducir en Europa heroína procedente de Afganistán y Pakistán y procesada en laboratorios turcos, viajaba a menudo a España para controlar personalmente el negocio. En 1991 fue detenido en Madrid y encarcelado junto a varios de sus compinches. Ingresó en prisión con una petición del fiscal de 23 años, pero el proceso se alargó y cumplió los cuatro de prisión preventiva máxima sin que se hubiera celebrado el juicio. La Audiencia Nacional ordenó su puesta en libertad provisional bajo fianza de 150.000 euros. Él no esperó y escapó a su país, donde continuó dirigiendo su floreciente imperio.

En 1995 otro colaborador del 'narco' fue torturado y descuartizado

En los años siguientes un operativo secreto de policías turcos, españoles y portugueses lo vigilaba. El cerco se fue estrechando y, en un goteo implacable, más de cincuenta miembros de su organización criminal fueron detenidos en varias operaciones. Una tonelada de heroína -con un valor en el mercado negro de unos 300 millones de euros- fue aprehendida. Finalmente, el considerado mayor traficante de heroína de Europa fue arrestado en Estambul en agosto de 2000 junto a otras 14 personas.

Parecía el fin del 'Pablo Escobar' turco, pero de eso, nada. Sobre él pesaban peticiones de cárcel de cientos de años, pero gracias a sus oscuras conexiones con gentes poderosas y a su habilidad para evadirse de la Justicia ha sido encarcelado y liberado por motivos de salud en varias ocasiones. Hace unos años logró que el Estado turco le indemnizara con 10.000 euros por las irregularidades cometidas durante un juicio. Está libre.

Corrupción en Ankara

Las últimas noticias lo vinculan al movimiento fundado por el clérigo Fetullah Gülen, exaliado de Recep Tayyip Erdogan al que Ankara acusa de estar detrás del golpe de Estado de julio de 2016. Según la prensa turca, el 'barón' de la heroína habría donado 40 millones de euros a la organización 'terrorista' de Gülen a través de un exfiscal corrupto presuntamente vinculado a este grupo. A cambio, el alto funcionario logró para el 'narco' una suculenta adjudicación de terrenos en la zona donde está proyectado el tercer aeropuerto de Estambul y consiguió la excarcelación de su socio iraní, Naji Sharifi Zindashti -con la treta de convertirlo en testigo protegido-, y de varios de sus colaboradores.

La investigación de los asesinatos de Cerro Blanco, que han conmocionado la localidad sevillana de Dos Hermanas, se desarrolla bajo secreto de sumario. Mehmet Demir, que está o ha estado casado con la hermana del 'jefe', era uno de sus hombres de confianza desde los años noventa y controlaba parte de la red de distribución de heroína en la Península Ibérica. También lo era Ekrem Turmus, que al parecer se despistó en el cobro a los camellos españoles y acabó torturado y desmembrado por los sicarios del capo en Valdemingómez. Ahora los turcos cobran por adelantado.

Dicen que, cuando su cuñado desapareció el 16 de septiembre, Cetinkaya ofreció una recompensa de 5 millones de euros a quien diese pistas sobre su paradero. Es posible que 'El Pollino', miembro de un conocido clan gitano dedicado al trapicheo de 'caballo', no se enterase. Conociendo los métodos de 'El Paralítico', quizá esté mejor en la cárcel.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos