La protesta de un cisne

La protesta de un cisne

TEXTO: F. MIÑANA FOTOGRAFÍA: ANTONIO LACERDA/EFE

Son tiempos duros en Brasil. Los funcionarios de diversos departamentos -Sanidad, Educación, Seguridad...- llevan meses sin cobrar. Cultura no se escapa y los trabajadores del Teatro Municipal de Río de Janeiro decidieron escenificar su lamento. Como si fuera la mismísima Pavlova, Deborah Ribeiro, la bailarina solista, interpretó, a la entrada del teatro y con 28 grados pegadizos, 'La muerte del cisne'.

Ribeiro y los suyos lanzaban el mensaje de que la cultura se muere. Y, si no, al menos agoniza. El Teatro Municipal acaba de cancelar una temporada entera del 'Lago de los cisnes' con el papel prácticamente agotado. No podían pagar los salarios. Cerca de 800 funcionarios, incluidos 300 artistas, llevan tres meses sin cobrar la nómina y, además, les adeudan la última paga extra.

Frente a la fachada del teatro de estilo parisino, en el centro de la ciudad carioca, protestaron enérgicamente con el arma que mejor utilizan, el arte. Interpretaron 'O Fortuna', una pieza de 'Carmina Burana'; 'Va Pensiero', de la ópera 'Nabucco', y 'A pesar de você', la canción de Chico Buarque que 300 personas corearon al grito de «¡Fuera Temer!», en alusión al presidente de Brasil.

Fotos

Vídeos