«Nunca he sido pudorosa»

«Chris y yo hemos llegado a estar dos días sin hablarnos», desvela. :: r. c. /
«Chris y yo hemos llegado a estar dos días sin hablarnos», desvela. :: r. c.

Elsa Pataky presenta en Madrid la nueva colección de lencería de Women'secret y confiesa:«Yo también he vivido situaciones incómodas en mi profesión»

ARANTZA FURUNDARENA

Las transparencias le sientan bien a Elsa Pataky. Y combinan perfectamente con su interior. Es una de las actrices más transparentes de su generación, capaz de ponerse bajo los focos, contestar a todo tipo de preguntas sin ofenderse y hablar sobre su vida privada con una naturalidad y una sinceridad pasmosas. Por eso cada vez que regresa a España se mete a la prensa en el bolsillo. El jueves por la noche lo volvió a hacer. Irradió luz en la sala madrileña La Riviera durante la 'Women'secret Night', la fiesta organizada por la famosa firma de lencería, que presentó su nueva colección con un rutilante desfile y con el estreno de 'Wanted', el 'fashion film' estilo 'noir' que Elsa ha rodado un año más bajo las órdenes de Paula Ortiz, la directora de la aclamada 'La novia'.

Encaramada a unas sandalias de terciopelo con tacones dignos de un 'ochomil' («siempre he tenido complejo de bajita») y semidestapada por un vestido metalizado especialmente diseñado para mostrar la ropa interior, Elsa proclamó que «la lencería ha salido a la calle» y animó a los hombres a coger el ritmo y ponerse algo sexy bajo los pantalones... «Nunca he sido pudorosa -aclaró-. Me he criado con libertad. Mi madre no tenía miedo de presentarse desnuda, mis hijos me ven totalmente desnuda todo el tiempo y no tengo problema». Luego añadió que los complejos que tenía de cría («me veía las piernas cortitas») han desaparecido gracias a un intenso entrenamiento de décadas que hoy, a sus 41 años y después de haber tenido tres partos, le hacen lucir un modelado palmito del que se siente orgullosa.

Elsa solo ha permanecido dos días en Madrid para promocionar la marca de lencería de la que es imagen desde hace cuatro años. Ayer voló de regreso a Los Ángeles, donde se ha instalado temporalmente con su prole para acompañar a su marido, el actor australiano Chris Hemsworth, en el rodaje de una película. La actriz no es ajena a los últimos escándalos de Hollywood... «Me parece estupendo que las mujeres se hayan unido y hayan tenido el valor suficiente para contarlo -dijo en referencia al rosario de acusaciones contra el productor Harvey Weinstein-. Espero que ahora muchos hombres se echen atrás a la hora de abusar de su poder. Yo también he vivido situaciones incómodas. Y diría que todas las actrices las han sufrido alguna vez». Elsa matizó que en su caso «no fue nada serio» y que reaccionó «contestando como pude, pero hay actrices jovencitas que no tienen tantos recursos».

Madre de India Rose, de cinco años, y de los imparables mellizos Tristan y Sasha, de tres, Pataky relató entre risas que uno de sus hijos decidió disfrazarse en Halloween de la súper heroína Wonder Woman. «Mi marido ha recibido una educación muy feminista y estaba orgulloso. A mí también me pareció genial que mi hijo quisiera vestirse de chica, con su faldita y todo. Para mi niño, Wonder Woman es más fuerte que Thor (el papel que representa su padre en el cine), ja, ja, ja... Eso demuestra el poder actual de las mujeres», proclamó la actriz.

Elsa ha construido su hogar en plena naturaleza australiana, «y de momento ahí quiero seguir. No me veo de nuevo en una gran ciudad. Aunque queremos venir los veranos a España para que mis hijos perfeccionen el español y se empapen de esta cultura». La maternidad le llevó a aparcar voluntariamente su carrera. «Pero mis niños ya van al cole y no me necesitan tanto, así que quiero volver. Eso sí, tiene que ser un proyecto que me mueva el corazón. Estoy en un momento positivo y me apetecería una comedia».

Secundaria en las tres últimas entregas de 'Fast and Furious', Pataky acaba de protagonizar el filme independiente 'Horse Soldiers', junto a su marido. «Chris es un hombre muy exigente», asegura. Elsa admite haber sufrido por amor en sus relaciones anteriores (fue pareja de Adrien Brody), «pero eso me ha ayudado a saber lo que no me gusta». Y lo que no le gusta es «la mentira, ni los hombres cabezotas ni los que no son pacientes». Con Hemsworth, 30 centímetros más alto y siete años menor, mantiene una relación estable, con sus inevitables altibajos. «Los dos somos muy orgullosos, así que cuando discutimos no cede ninguno. Hemos aprendido a echarnos para atrás antes de que lleguen los truenos y relámpagos», explicó, justo antes de confesar que «hemos llegado a estar dos días sin hablarnos».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos