Un nuevo capo para una mafia en horas bajas

Matteo Messina Denaro. /
Matteo Messina Denaro.

La Cosa Nostra no se ha recuperado de la pérdida de sus dos capos históricos, Salvatore 'Totò' Riina y Bernardo Provenzano. Los dos fallecieron en prisión y dejaron a la más célebre de las organizaciones criminales italianas descabezada y en horas bajas. Desde entonces los periodistas italianos apuntan como nuevo 'boss' de la mafia siciliana a Matteo Messina Denaro, líder de un clan originario de Trapani (al oeste de la isla) y en busca y captura desde hace 24 años. Cíclicamente las fuerzas de seguridad realizan operaciones contra los miembros de su círculo y parece que está más cerca el momento de su caída. La última acción tuvo lugar ayer con la emisión de 17 órdenes de detención contra presuntos colaboradores de Messina Denaro que viven en la zona de Trapani. El pasado diciembre tuvo lugar una intervención similar contra 30 supuestos mafiosos que le ayudarían a evadir la justicia.

Pese a la gran expectación mediática que genera siempre Messina Denaro, Giuseppe Governale, director de la Direzione Investigativa Antimafia (DIA), está convencido de que no es el jefe absoluto de la Cosa Nostra. «Hay capos familia que hacen sus negocios, pero sin que exista una dirección unitaria. Tras la muerte de Riina, intentarán con mucha atención buscar a un nuevo líder carismático». Governale considera que, tras décadas de fuerte lucha policial y de repulsa social, esta organización criminal está pasando ahora «por un momento de dificultad», pero ni mucho menos se le puede dar por derrotada. «Es como si al Real Madrid le quitas a sus mejores jugadores pero no destruyes su cantera. En tres o cuatro años pueden salir otros igual de importantes que los de antes. Eso es más o menos lo que sucede hoy en Sicilia».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos