El riojano Javier González, en la Madrid Fashion Week

El riojano Javier González, en la Madrid Fashion Week
EFE

Una colección "arquitectónica" para presentar su firma ('Úrde Studio') en la pasarela EGO de nuevos creadores

LA RIOJALogroño

El riojano Javier González con su marca 'Úrde Studio' se ha presentado este lunes en la Madrid Fashion Week. En concreto, González ha mostrado sus arquitectónicas creaciones con pliegues horizontales dentro del evento Samsung EGO, dedicado a los creadores emergentes. .

Girar la noria

Y es que detrás de Úrde Studio está el riojano Javier González, que ha presentado, por primera vez, su colección en EGO con la ilusión de que empiece a girar la "noria" y la esperanza de que esta pasarela sea una escaparate para la marca.

Prendas confeccionadas con fieltro de lana merina cien por cien, sardas de lana fría, punto tejido a mano y algodones invernales en tonos, grises, azules y naranjas reflejan la luz que entra por la ventana y se filtra a través de las rendijas de las persianas.

Sus comienzos profesionales dentro del mundo del interiorismo han llevado al diseñador a construir una colección de líneas arquitectónicas, con estampados en 3D y "a corte láser".

"Estoy muy muy feliz, en un sueño que ya voy creyéndome, contendo con el resultado y esperando que guste". El cerverano, nacido en 190, se mostraba asi de pletórico tras el desfile. "Para mi hoy se ha cumplido un sueño que siempre he tenido: la oportunidad de mostrar mi trabajo y debutar con marca propia", relataba entre los bastidores de la pasarela, con un deseo: "Yo estoy contento con el resultado... espero que guste".

Tres diseños de Javier Gonzalez con su firma 'Úrde Studio' / EFE

Antonio Sicilia

Tras unas colecciones más oscuras, Antonio Sicilia se aferra al color para hacer su colección, Stendhal, que habla de sentimientos. "Cada prenda es un homenaje a momentos importantes de mi vida", ha explicado hoy a EFE el diseñador.

De carrerilla y con palabras atropelladas, Sicilia dice que en sus prendas quieren representar sentimientos personales, como cuando hizo la primera comunión, la sensación de ver y tocar la nieve o el impacto que en él tuvo un viaje a Turquía.

Estados de ánimo que en la pasarela se han traducido en vestidos con volantes salpicados de pedrería con botas altas y vistosos topos de colores.

Otro de los diseños de 'Úrde Studio''
Otro de los diseños de 'Úrde Studio'' / EFE

Paloma Suárez

La isla de la Palma y la necesidad de viajes constantes que impone vivir en Canarias ha condicionado, en positivo, la colección que ha presentado Paloma Suárez en su segunda incursión en EGO. "Me hacía mucha ilusión volver", ha dicho tras dos años de ausencia, tiempo en el que la ha consolidado su empresa y afianzado su costura.

Líneas con patrones simples y una apuesta clara por "la innovación en los tejidos" son sus ejes. Rafia metálica, "crêpes" y sedas conviven con PVC o lamé de efecto metalizado, textiles que corta en siluetas en hache, que entalla en la cintura y donde el volumen se concentra en las mangas, combinaciones arriesgadas que llevará hasta tiendas multimarca de Oriente Medio.

Cherry Massia

La sevillana Cherry Massia, que debuta por vez primera sobre la pasarela, ha mostrado su trabajo "The Rise", en el que ha desarrollado una serie de prendas informales con aplicaciones de piedras semipreciosas, que aparecen cosidas sobre chaquetas, cazadores y pantalones.

Su colección se ha desarrollado en tres bloques. Primero, una serie en tonos nude, después el negro ha cobrado protagonismo, y en la última ha brillado el color.

"Me he inspirado en el ensayo filosófico de Albert Camus 'El mito de Sísifo'", ha explicado la diseñadora, quien reconoce que le gustan "las creaciones que reflexionan sobre un concepto".

ZER

A primera hora de la mañana, la firma ZER, de las diseñadoras Ane Castro Sudupe y Núria Costa Ginjaume han presentado unas creaciones en las que la aguja y el hilo se sustituye por impresoras 3D.

ZER, firma ganadora del Samsung EGO Innovation Project, que une su pasión por el textil y tecnología, propone diseños con gran elasticidad de carácter futurista. "Nos planteamos cómo sería la sociedad del futuro, en la que cada individuo tenga una impresora 3D que le permita ocultar su identidad creando prótesis", han reflexionado ambas jóvenes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos