Primavera fría

Código tendencias

Combate el mal tiempo con el estilismo adecuado

Diseños de Ángel Schlesser (iz.), Devota & Lomba y Miguel Marinero. /L.R.
Diseños de Ángel Schlesser (iz.), Devota & Lomba y Miguel Marinero. / L.R.
INMACULADA GONZÁLEZ

Con la primavera más que estrenada nos quedamos con ganas de poder hacer lo mismo con los looks que nos depara esta temporada porque el frío ha decidido continuar un poco más entre nosotros. Si eres de las que no sabe muy bien qué ponerse y qué resulta adecuado en este tiempo de locos, hoy vamos a dar las claves para conjugar prendas de invierno con algunas de primavera para terminar de sacar partido a una temporada que acaba y no pasar frío con estilismos demasiado primaverales.

Modelos de Ángel Schlesser (iz.) y Ion Fiz (c. y dcha.)
Modelos de Ángel Schlesser (iz.) y Ion Fiz (c. y dcha.) / L.R.

Manga larga

La manga larga resulta fundamental en este «entretiempo» para ir adecuadas a todo tipo de temperaturas. La clave está en llevar capas, es decir, apostar por algo más fresco como una camiseta de manga corta o tirantes debajo y encima colocar una blusa, chaqueta, rebeca de punto... Lo ideal es que podamos quitar y poner prendas para encontrar la temperatura adecuada.

Costura de Ion Fiz /iz.), Marlos Luengo y Miguel Marinero (dcha.)
Costura de Ion Fiz /iz.), Marlos Luengo y Miguel Marinero (dcha.) / L.R.

Vestidos midi

Los vestidos midi pueden convertirse en la prenda perfecta en esta época del año, ya que su largo queda bien con zapatillas, zapatos, botas altas... Y según el calzado con el que lo combinemos, podremos ir más o menos abrigadas. La clave es que el color del vestido no sea demasiado oscuro para ir introduciendo, poco a poco, tonos más vivos propios de la estación en la que estamos (aunque no lo parezca).

Trabajos de Juana Martín (iz. y centro) y Maine,
Trabajos de Juana Martín (iz. y centro) y Maine, / L.R.

Camisas

Las camisas y blusas son siempre un básico y fondo de armario imprescindibles y que, afortunadamente podemos encontrar en diferentes grosores y tejidos. Lo ideal es decantarse por camisas de algodón o tejido vaquero en los días más fríos y por blusas más vaporosas en aquellos más cálidos. Siempre podemos combinarlas con blazers, chaquetas, cazadoras de cuero...

The2ndskin&co (iz. y dcha.) y Ulises Mérida (c.)
The2ndskin&co (iz. y dcha.) y Ulises Mérida (c.) / L.R.

Trajes de chaqueta

Los trajes de chaqueta no sólo son tendencia sino que, además, nos sacarán de más de un apuro. Ahora se llevan tanto con camisas como camisetas, jerseys o incluso sudaderas. Una manera de sacar partido a nuestro fondo de armario, reinventar la manera de llevar un traje y, sobre todo, ir acordes a estos días fríos y de lluvia.

Líneas de Ulises Mérida (iz. y dcha.) y Oliva (c.)
Líneas de Ulises Mérida (iz. y dcha.) y Oliva (c.) / L.R.

Punto, lana y complementos

Si eres de las que aún no ha hecho el cambio de armario por completo, no lo dudes, saca partido a las prendas que todavía tengas a mano de lana y punto como fulares, cárdigans, rebecas, sueters... porque además de ser prendas muy estilosas, te vendrán fenomenal para las primeras horas de la mañana. Si el resto del día te sobran, siempre puedes anudarlas al bolso, a la cintura o a los hombros.

Alvarno (iz.) y Maya Hansen (c. y dcha.)
Alvarno (iz.) y Maya Hansen (c. y dcha.) / L.R.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos