Novias con gafas de sol y boinas

Los diseños de Sophie et Voilà  se alejan del romanticismo habitual./
Los diseños de Sophie et Voilà se alejan del romanticismo habitual.

L. GÓMEZ

Hace tiempo que concluyó la exclusiva de las novias vestidas solamente de blanco. Sophie et Voilà, la firma de moda nupcial bilbaína fundada hace solo dos años por Sofía Arribas y Saioa Goitia, no deja de sorprender. Casa a propias y extrañas. Sus diseños han enamorado en la 28 edición de la Barcelona Bridal Week 2018, pasarela líder en España. Sus novias son radicalmente diferentes. De inspiración arquitectónica, son mujeres que se atreven a llegar al altar y a los juzgados con gafas de sol negras, boinas de aire parisino, estampados florales, plumas de avestruz, calzando sandalias como si fueran a un cóctel y, también, con botas que recuerdan a las que Julia Roberts lucía en 'Pretty Woman'.

Desenfadadas y nada ñoñas. Son mujeres de carácter que saben lo que visten y, además, se sienten orgullosas. Sin presiones de ningún tipo, el estilo de esta firma, presente ya en Los Ángeles, Japón y Singapur, se aleja del romanticismo habitual de la estética nupcial. Se olvida, en cierta manera, de velos y colas e imágenes principescas. Nada de 'chicas Disney'. Viste a mujeres terrenales mediante formas poco convencionales, volúmenes sorprendentes, siluetas impecables y cortes limpios. «Mis estudios de arquitectura me han permitido dotar de texturas y una narrativa en la que las referencias explícitas e implícitas a los volúmenes arquitectónicos son ya señas de identidad», reflexiona. Las mangas sobredimensionadas conviven de forma armónica con estratégicas aberturas y lazadas sofisticadas.

El tul y el crepé de seda son los protagonistas de un repertorio que transita entre el minimalismo, la feminidad y la extravagancia que aportan las delicadas plumas. Sin concesiones a la pomposidad, la pareja bilbaína difunde un lenguaje propio incorporando inesperados estampados, como el del tradicional cuadro vichy o grandes girasoles. ¿Acaso alguien creía que las novias (y también las invitadas) irían siempre uniformadas?

Con el blanco compartiendo terreno, pero sin olvidar su tradicional protagonismo, la sobriedad se acompaña de una gama cromática en la que los tonos neutros conviven con el verde oliva y el azul índigo. Naturalidad que ha seducido a mujeres como María Valverde, Helen Svedin, Isabel Preysler, Amaia Salamanca... Pero, a todo esto, ¿qué piensan los hombres (y otras mujeres, claro) que están dispuestas a emparejarse con estas novias?

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos