La naturalidad, protagonista de los maquillajes de este verano

Apuesta decidida por una piel limpia, luminosa y aterciopelada

La naturalidad, protagonista de los maquillajes de este verano
Inmaculada González
INMACULADA GONZÁLEZLogroño

Atrás quedaron los maquillajes rimbombantes, llenos de correcciones, de color y con las facciones muy marcadas. La naturalidad se ha instalado en un nuevo concepto de belleza que apuesta por una piel limpia, luminosa y aterciopelada.

Rostro

Tanto en las pasarelas como en el día a día, cada vez es más frecuente que los maquillajes sean muy neutros, apostando por una base del mismo tono que la piel, matizándola bien con unos polvos translúcidos para evitar brillos y huyendo de marcar demasiado los ojos, labios o pómulos.

Truco experto: Hidratar la piel antes de aplicar cualquier base de maquillaje y para evitar el efecto «máscara» o que se estropee con el calor y se cuartee el maquillaje, apostar por un fijador en spray.

Ojos

Los tonos preferidos de este verano para dar vitalidad a la mirada son aquellos que permiten otorgarle profundidad sin caer en los excesos. Para ello apostaremos por los marrones, rosados, beig o salmones y siempre que sea posible nos decantaremos por una máscara de pestañas que no las apelmace e incluso que sea transparente y resistente al agua.

Truco experto: Si no queremos aplicar sombras, basta con emplear un eyeliner o lápiz repasando la línea de las pestañas superiores e inferiores. De esta manera daremos profundidad a la mirada sin que se note que llevamos (apenas) maquillaje.

Labios

En cuanto a los labios la gama de los nude, un brillo natural y aquellos colores que creen un efecto de «rubor» y jugosidad serán nuestros aliados.

Truco experto: Mantener los labios bien hidratados con un bálsamo será más que suficiente para que se vean carnosos. Por ello se recomienda aplicar vaselina o cacao antes del labial, sobre todo si éste es permanente.

Pómulos

Para los pómulos, el colorete también deberá de ser natural, pero siempre teniendo en cuenta nuestro tono de piel para que resalte lo suficiente como para dar una pincelada de color pero sin caer en lo demasiado evidente.

Para aquellas personas de piel muy clara, el abanico de los nude y rosas son más que perfectos, mientras que para pieles más morenas, los colores tierra, roijzos o anaranjados son los más adecuados.

Truco experto: Si lo que queremos es dar la sensación de unos pómulos saludables podemos apostar por los coloretes líquidos o en crema. Ideales para dar un toque luminoso y sensación de piel jugosa.

La clave del maquillaje de este verano es lograr que se nos vea un rostro natural pero sin imperfecciones y, por supuesto, sin crear el temido efecto máscara... Por eso, apostaremos por unos tonos discretos y productos fluidos, nada densos y que se adapten a nuestro color y tipo de piel.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos