Los imposibles de la pasarela

Los imposibles de la pasarela

Acaparan portadas de revistas, inundan las redes sociales y atraen tantos adeptos como detractores

Inmaculada González
INMACULADA GONZÁLEZLogroño

Si normalmente nos dedicamos a analizar las tendencias que nos deleitan en las pasarelas y que, posteriormente, conquistan las calles, hoy nos vamos a detener en esos imposibles que todavía se exhiben edición tras edición y a los que no conseguimos encajar (ni en broma) en nuestro día a día...

¿Se trata de una estrategia de marketing, un sello de marca o simplemente de crear impacto para que se hable del diseño aunque no sea de forma positiva? Sea como sea, al final, lo consiguen. Acaparan portadas de revistas, inundan las redes sociales y atraen tantos adeptos como detractores. Las creaciones imposibles que parecían olvidadas hace mucho tiempo en las pasarelas por la clara apuesta del «see now, buy now» , vuelven con fuerza para dar un giro innovador y recuperar parte de la esencia que, antaño, caracterizaba a las semanas de la moda. Lo mejor de todo esto es que, afortunadamente, serán tendencias que no saltarán de la pasarela a la calle.

Está claro que innovar siempre es positivo y tener una imagen de marca bien definida, también. Ágatha Ruiz de la Prada es un claro ejemplo de ello y, pocas serán las personas las que no sepan reconocer alguno de sus diseños. Eso sí, ha sabido jugar con el equilibrio y la coherencia, es decir, en pasarela muestra muchas creaciones divertidas, atrevidas e ideales para la vida real pero también aquellas con las que sabe hacer las delicias de la crítica, los medios y bloggers para seguir en primerísima línea de la polémica y la actualidad.

Otro diseñador que no ha dejado de sorprenderme desde su «salto» al mundillo de la moda ha sido Palomo Spain. Una joven promesa que ha sabido tirar de la extravagancia y conjugarla con celebrities para cocinar una colección imposible pero de la que no se ha dejado de hablar desde que se dio a conocer.

Estos son sólo algunos ejemplos de todos los imposibles que podemos encontrar, hoy en día, de nuevo, en las pasarelas. Los hay para todos los gustos. Transparencias, materiales que parecen de obra, algunos que nos recuerdan a un espectáculo circense, estampados difíciles de describir (y de asimilar)... Pero, quién sabe... La moda al final no deja de ser una industria llena de posibilidades, estrategias y donde, a veces, surge una tendencia de lo más inesperada... Sólo hay que echar la vista atrás allá por la década de los ´90 donde, a muchos, (incluida yo misma) nos gustaría retroceder para, al menos, no haber dejado constancia en cientos de fotografías algún que otro atuendo digno del premio «a la peor vestida».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos