Estallido de color en los estilismos

Estallido de color en los estilismos

Con 2018 recién inaugurado, los estilismos se llenan de color, vitalidad y de mezclas para dar una nueva vida a nuestras prendas

Inmaculada González
INMACULADA GONZÁLEZLogroño

Si buscas inspiración para los primeros looks del año, toma nota:

Tendencia 1 Mezcla de estampados

Este nuevo año llega lleno de atrevimiento, de frescura y con ganas de innovar. Los estampados toman protagonismo y lo hacen de una manera muy especial. Por una parte se combinan con prendas lisas para contrarrestar su fuerza y crear estilismos más propios para el día a día; pero por otra, también juegan entre ellos creando combinaciones ideales para looks rompedores e innovadores. Tenemos que olvidarnos de la teoría de que cuadros con rayas no se lleva, o que en el momento en el que hay un estampado en nuestras prendas todo lo demás debe de ser liso o sobrio... Esta temporada tenemos carta blanca para divertirnos y llevar al límite nuestra creatividad

Tendencia 2 Monocolor

La atemporalidad nunca pasa de moda y los looks monocolor o en la misma gama de tonalidades también llegan pisando fuerte. Eso sí, para crear con estilo este tipo de looks, apostaremos por prendas muy sofisticadas, femeninas y pensadas para momentos especiales.

Tendencia 3 Leggins y pantalones de campana

Los pantalones son los reyes de la temporada y lo demuestran conquistando nuestros armarios en todas sus vertientes. Vuelven los leggins más femeninos que nunca, con estampados como el de espiga o el Príncipe de Gales, los pantalones de campana pero con una línea muy moderada para convivir con los de corte recto, los palazzo, culottes o los clásicos pitillos.

Tendencia 4 Colorblock

Los contrastes y el estallido de color son, sin duda, la guinda del pastel. Colores opuestos, vibrantes y llamativos llegan a los looks de día para transformarlos en estilismos más sofisticados, con algo más de atrevimiento y tendencia.

Tendencia 5 Tules y gasas

Si las faldas de tul conquistaron a las más románticas durante la primavera del año pasado, el tul y la gasa vuelve este invierno para crear una línea más rockera y casual pensada para los estilismos más urbanos y del día a día. La gran diferencia, además de que no se verán en tonos empolvados, es que el volumen tampoco reinará en sus diseños y no se combinará con el clásico estileto. Las botas, botines y deportivas serán las aliadas de esta prenda que llega para quedarse, al menos, durante el primer trimestre del año.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos