Colores vibrantes para el otoño

Este otoño se caracteriza por alejarse de los colores propios de la estacionalidad

Inmaculada González
INMACULADA GONZÁLEZLogroño

En un segundo plano han quedado los granates, marrones, tostados, naranjas o amarillos en su versión más natural para dar paso a colores estridentes, vibrantes y a combinaciones conocidas como colorblock que combinan tonos opuestos para crear un contraste ácido y llamativo.

Ulises Mérida presentó una colección que define muy bien ese concepto de colores vibrantes, con nombre propio y estilismos llenos de personalidad donde los morados se combinan con los limas o naranjas; los rojos, granates y violetas se mezclan para crear conjuntos únicos y la fusión de diferentes tejidos como el raso, el algodón o el pelo dan un toque muy especial y distinguido a los looks.

En la misma línea pero con un toque más ácido y con unas pinceladas bling-bling Esther Noriega también arriesga sobre la pasarela. Sus propuestas tienen un toque menos chic y más urbano ideal para la noche de fiesta o eventos donde queramos destacar. Su color aliado es el verde lima que combina con otros tonos como los fucsias, morados y otra gama de verdes. Los toques metalizados, las lentejuelas y los satinados son protagonistas en una colección ideal para un streetstyle desenfadado y atrevido.

Por su parte, Marcos Luengo, se suma a esta tendencia pero de manera más sutil creando estilismos monocolor jugando al contraste dentro de la misma paleta de tonos. Unas creaciones sofisticadas pensadas para una mujer algo más madura y elegante.

Una tendencia que se adapta a todo tipo de estilos, momentos y mujeres y que inunda de color los armarios durante el otoño.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos