«Gracias por tocarme los huevos, Míchel»

Valderrama, en un momento de la campaña. Detrás, un televisor proyecta las polémicas imágenes. :: ap/
Valderrama, en un momento de la campaña. Detrás, un televisor proyecta las polémicas imágenes. :: ap

El futbolista colombiano Valderrama protagoniza una campaña para prevenir el cáncer testicularevocando el incidente con el madridista, que dio la vuelta al mundo

I. OCHOA DE OLANO

Hay polémicas de usar y tirar; otras que, convenientemente alimentadas, se mantienen calientes durante semanas; y las hay también que siguen dando de sí un cuarto de siglo después. Eso es al menos lo que se ha propuesto la revista deportiva 'Líbero', que ha recuperado el persistente marcaje genital que el jugador merengue Míchel procuró durante un partido a Carlos Alberto Valderrama para, nada menos que veintiséis años después del controvertido incidente, hacer una delirante campaña de prevención del cáncer de testículos. Con un par.

Hay que rebobinar hasta la temporada 1991-1992 para recordar los hechos. El Real Madrid y el Valladolid, en cuyas filas jugaba entonces 'El Pibe', disputaban un encuentro de Liga. En un momento del partido, cuando los pucelanos se disponían a sacar un córner, Míchel, de espaldas a Valderrama, le tocó los testículos hasta en tres ocasiones, al parecer, en un intento de neutralizarle. Las imágenes dieron la vuelta al mundo y España entera se tiró días sacando jugo al comportamiento del madridista.

Ahora, el icónico jugador latinoamericano, que sigue gastando melena afro rubia y bigote, lo rememora en un vídeo. «Durante mi carrera he vivido muchos momentos importantes, pero hay uno que me marcó», abre fuego. Lo hace en un tono solemne, en la penumbra de una sala prácticamente a oscuras, que hacen presagiar cualquier cosa menos la glosa de los tocamientos. «Primero, palpándome el testículo izquierdo, desde la zona inferior, hacia arriba, con las yemas de los dedos. Luego el derecho, repitiendo el mismo movimiento. Y una tercera vez para ver si los testículos tenían la misma forma, tratando de encontrar algún bulto», relata para ilustrar a los hombres cómo hacerse una autoexploración mientras, en segundo plano, un televisor proyecta las imágenes de la controvertida defensa a la que le sometió Míchel.

3.000 euros de multa

Afortunadamente, no le hizo daño, recuerda. «Si hubiera sentido dolor, tendría que haber consultado al médico. Porque así es como puede detectar a tiempo un posible cáncer testicular», agrega el mediocampista, de 56 años.

Para rematar la campaña, un sonriente Valderrama se dirige directamente a su excolega madridista, que en su día pagó su celo defensivo con una multa de 500.000 pesetas de la época (3.000 euros). «Por eso, querido amigo, quería darte las gracias. Por haberme tocado los huevos. Gracias, Míchel». Al jugador español le ha parecido «una estupenda idea» recuperar para este propósito aquel 'lance del juego'.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos