«La gente lee y el papel no se va a perder»

No es una romántica enamorada del papel (que también) la que sostiene que el libro en ese formato no solo no va a desaparecer, sino que le augura un buen futuro. Quien lo dice es también una de las profesionales que mejor conoce el mercado editorial en España. «La venta de libros ha bajado, pero la gente lee. El libro en papel nunca se va a perder. Soy demasiado mayor para pensar que se va a morir». Kerrigan tiene claro que los libros y la literatura están «afortunadamente» por encima de la política, del 'procés' y del 155. «Claro que lo están, aunque creo que no todos opinan así. Los políticos y todo el mundo en general tendrían que leer un poco más».

A lo largo de sus más de treinta años representando a escritores, Antonia guarda deliciosas anécdotas, ninguna relacionada con supuestas extravagancias que solicitan los autores. Estos no son estrellas de cine que exigen caprichos; se limitan a pedir a su agente que se ocupe de esas gestiones diarias que les restan dedicación para poder escribir. De los episodios más curiosos recuerda el día en que le llegó al despacho un libro anónimo. «No sabía por qué me llegó, ni de quién era. Lo dejé encima de mi mesa. Cada día lo miraba y me repetía: 'este libro tengo que leerlo, tengo que leerlo'. Pero pasaban los meses y no acababa de tener el tiempo para hacerlo. Además, de vez en cuando, hacía una limpieza de mi escritorio, pero no tocaba el libro, que seguía allí semana tras semana. Un verano, tras el fallecimiento de mi madre, y tal vez por el momento triste en que me encontraba, me dije: 'ahora voy a leerlo'. Y leí ese libro y me impresionó mucho, mucho, mucho, y tuve que buscar al autor, que estaba en los lugares más lejanos del mundo, pero lo encontré y ahora lo represento y somos grandes amigos». El autor es el salvadoreño Jorge Galán, exiliado en España tras publicar 'Noviembre' (Tusquets, 2016), una valiente novela que recuerda la atroz ejecución en El Salvador de Ignacio Ellacuría junto a otros tres sacerdotes jesuitas y sus dos asistentas.

Fotos

Vídeos