«Aquí es un delito y no encaja en nuestra cultura»

El experto, junto al panel de un esqueleto, en un aula de la Universidad del País Vasco, donde imparte clases. :: josé usoz/
El experto, junto al panel de un esqueleto, en un aula de la Universidad del País Vasco, donde imparte clases. :: josé usoz

El reputado forense Franscisco Etxeberria recuerda que en España toda investigación con humanos debe superar antes el Comité de Control de Ética

El nombre de este reputado forense, presidente de la Sociedad de Ciencias Aranzadi y subdirector del Instituto Vasco de Criminología, está ligado a más de 500 fosas de la Guerra Civil y la represión franquista, de donde ha rescatado a 8.000 seres humanos; a la exhumación y autopsia del cantautor chileno Víctor Jara; a la de su compatriota el poeta Pablo Neruda; o al último análisis realizado a los restos del presidente Salvador Allende, que confirmó su suicidio tras el golpe de Estado de Pinochet. Francisco Etxeberria (Beasain, Gipuzkoa, 1957) lo sabe todo del mundo de los muertos.

- ¿Le escanzaliza que dos reporteros puedan comprar en Estados Unidos un par de cabezas humanas como quien compra unos zapatos?

- Me extraña un poco que se pueda dar en Estados Unidos. Sí imagino que puede darse en países en vías de desarrollo. En los noventa, en Colombia, ante la ausencia de cuerpos en la Universidad de Barranquilla, hubo un caso de varios asesinatos a mendigos.

- ¿Es posible que algo así pueda ocurrir en España?

-Aquí hay una cultura de la donación de órganos con una regulación muy específica y está absolutamente bien gestionada por la Sanidad pública. No creo que haya existido error, engaño ni acto delictivo alguno. Lo otro encajaría aquí con un delito de profanación de cadáveres, reglado en el Código Penal. Aparte de eso, no encaja en nuestra cultura con un fin comercial.

- Se lo pregunto de otra manera. ¿Qué impide que ocurra?

- Cualquier proyecto de investigación que se vaya a llevar a cabo con seres humanos vivos o muertos tiene que superar antes el Comité del Control de Ética. Es obligatorio en todos los hospitales y en todas las universidades. A diferencia de lo que pasa en Estados Unidos, lo principal en la investigación médica en España se hace desde lo público. Fuera de ahí, no se me ocurre dónde se podría experimentar con muertos.

- La Universidad del País Vasco, donde usted imparte clases de Medicina Legal, tiene cerrada la inscripción de nuevos donantes.

- Así es. Hay suficientes cuerpos. Por tanto, no hay razón para acumular. Pero le aseguro que si hubiera más de los que se necesitan no se iban a vender a un centro de Brasil o de no sé dónde. Eso es absolutamente imposible (...) Siempre hay excepciones y cosas raras...

- ¿A qué se refiere?

- ¿De dónde saca ese alemán los cuerpos para hacer sus esculturas? Dicen que de China. No lo sé. Desde luego, no creo que algo que esté sobrando en Barcelona, Marsella o París acabe en sus manos. El tránsito aduanero de elementos biológicos está super controlado en Europa. Más aún desde la crisis de las 'vacas locas' y la aviar.

- ¿El uso de cuerpos sigue siendo esencial en las facultades de Medicina del siglo XXI?

- Sigue siendo importante, pero las nuevas tecnologías ofrecen hoy otras maneras de adiestrarse.

- Llegado el momento, ¿contempla donar su cuerpo a la ciencia?

- No. Aspiro a que me incineren directamente y a no molestar a nadie.

Fotos

Vídeos