Cuatro bodas (sin Obama)

Cuatro bodas (sin Obama)

La cantante Vanessa Paradis, el político Santi Vila, el actor Carles Francino y el millonario Kimbal Musk dieron este fin de semana el 'sí quiero' a sus parejas

I. IBÁÑEZ

Quién sabe cómo llegaron hasta aquí estas cuatro parejas, si por un flechazo o por una amistad llevada a más. O si sucedió lo que decía el personaje de Woody Allen en su película 'Bananas': «Nos enamoramos. Bueno, yo me enamoré, ella simplemente estaba allí». Pero todas han acabado en boda, y todas celebradas este fin de semana; tres de ellas, además, en Cataluña. La del multimillonario Kimbal Musk, de 45 años, hermano del propietario de la marca de coches Tesla, con Christiana Wyly, había sido publicitada incluso con la asistencia del matrimonio Obama como reclamo internacional que finalmente no se produjo (llegarán a España esta semana para pasar unos días).

En la lujosa boda, que tuvo lugar en las ruinas de Ampúrias (Girona), cerradas para la ocasión durante 17 horas, la única a la que se pudo reconocer sin problemas fue la actriz Salma Hayek, acompañada de su marido, François-Henry Pinault, que se dejaron fotografiar yendo a la ceremonia al igual que el novio, que dio el 'sí quiero' con traje claro y sombrero vaquero. Tampoco se vio por allí a los anunciados Will Smith y Beyoncé. El acto, para 250 invitados, obligó a cerrar desde el viernes para la fiesta previa los accesos a Sant Martí, en una decisión que provocó las quejas de los comerciantes, aunque los restaurantes recibieron compensaciones económicas.

También en Girona, en Olot, se celebró el sábado el enlace del ex conseller de Cultura de la Generalitat Santi Vila con el abogado Javier Luque. Asistieron 200 invitados, entre ellos muchos políticos de la antigua Convergència. En este caso, ambos novios iban exactamente iguales: pantalón oscuro, chaqueta blanca y pajarita. Y hablaron para los invitados: «Hoy me comprometo a sufrir por Javi toda mi vida», dijo Vila.

Peligro de cancelación

Altafulla (Tarragona) fue la elección del actor Carles Francino, el hijo del periodista, que se casó con la cantante de blues Izah en una gran casa con piscina. Allí estuvieron famosos como el modelo Andres Velencoso y los actores Macarena Gómez y Quim Gutiérrez. Francino con esmoquin negro, ella de blanco y en tirantes.

También tono romántico, aunque ya lejos de Cataluña, tuvo la boda de la cantante y actriz francesa Vanessa Paradis con el escritor y director Samuel Benchetrit -juntos desde 2016-. Hubo peligro de cancelación por la fuerte gastroenteristis del hijo de Paradis, Jack, de 16 años, que engendró con su ex Johnny Depp, con el que nunca se casó (también tienen una hija en común, Lily-Rose, de 19). El lugar elegido por ella, la alcaldía de Saint-Siméon, fue donde falleció su padre a finales del año pasado. Paradis se casó de blanco y sobre los novios volaron pétalos de rosa. Para neutralizar tanto 'dulce', se necesita otra vez a Allen: «Algunos matrimonios acaban bien, otros duran toda la vida».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos