Chiquito, Jurado, Dúrcal, Lina... herencias que duelen

Las herencias de Rocío Dúrcal , Chiquito de la Calzada, Cayetana de Alba y Lina Morgan no han sentado bien a sus familias. :: R. C./
Las herencias de Rocío Dúrcal , Chiquito de la Calzada, Cayetana de Alba y Lina Morgan no han sentado bien a sus familias. :: R. C.

Hay famosos que al morir dejan tocadas a sus familias por culpa del reparto de sus bienes. El cómico malagueño es el último caso

PEDRO MUÑOZ

Al bueno de Chiquito de la Calzada se le ha enfadado parte de la familia después de que un colaborador de 'Sálvame' revelara que había nombrado a una sobrina destinataria de todos sus bienes. Las herencias suelen proporcionar buenas noticias a quienes las reciben y como mínimo generan frustración entre los que se quedan con las ganas. Cuando el asunto del peculio (o la falta del mismo) atañe a un reducido círculo familiar, el cariño, la fraternidad, el buen rollo salen por la puerta mientras los trapos sucios emergen por los desagües. Y los famosos no son ajenos a estas batallas que siempre dejan heridos de la misma sangre en el camino. Si por ahí fuera todavía andan a la gresca a cuenta de los legados de Robin Williams, Juan Gabriel o George Michael, aquí aún se recuerdan los líos generados por los testamentos de Lina Morgan, Cayetana de Alba, Rocío Jurado y Rocío Dúrcal.

Lina Morgan, fallecida en agosto de 2015, dejó «impactado» a su sobrino carnal cuando descubrió que ni él ni su familia figuraban entre los herederos de una fortuna superior a los 10 millones de euros que la actriz quiso repartir entre su secretario y su chófer de toda la vida.

Rocío Jurado, en cambio, trató de contentar a todos: a sus tres hijos, a su marido, a sus hermanos e incluso a su secretario. Pero no fue suficiente porque a los pocos meses de su muerte, en 2006, la familia entró en una espiral negra que acabó con la separación de su hermano y su cuñada, el ingreso en prisión de su viudo por provocar un accidente mortal, y con su hijo adoptado dilapidando el dinero heredado en drogas y lupanares.

En el caso de la duquesa de Alba la familia no se ha descuartizado, pero el reparto de su herencia entre sus seis hijos para poder casarse con el último amor de su vida, Alfonso Díez, no dejó a todos igual de satisfechos, sobre todo a Jacobo, que, siempre elegante, se negó a hablar del asunto. Al menos no se tiraron los trastos a la cabeza como sí ocurrió con Rocío Dúrcal, cuyo marido, el cantante Junior, e hijos, Carmen y Antonio Morales y Shaila Dúrcal, acabaron enfrentándose en el juzgado por el reparto de sus bienes. Shaila, la pequeña, logró al fin tender puentes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos