Carlos Mejía Godoy: «Los dirigentes se refugiaron en mansiones»

Carlos Mejía Godoy: «Los dirigentes se refugiaron en  mansiones»

Asus 74 años, el cantautor Carlos Mejía Godoy se halla en plena efervescencia creativa y está viviendo, a su pesar, una nueva juventud. Su canción 'Ay Nicaragua nicaragüita' se convirtió durante los días de la revolución sandinista, de la que él formó parte, en un segundo himno nacional del país y ahora esa misma canción está siendo utilizada por los estudiantes en las protestas que comenzaron el 18 de abril. «Para mí y mi hermano Enrique ha sido un rejuvenecimiento. Escuchar cómo cantan nuestra canción nos ha dado una vitalidad que nunca hubiéramos podido soñar», dice al otro lado del teléfono.

Desde que comenzaron las protestas, Carlos ha trabajado frenéticamente en su estudio de grabación y ha compuesto seis canciones. Una de ellas se titula 'Las madres de abril' y está dedicada a las mujeres que han perdido estos días a sus hijos y que ayer se manifestaron por las calles de Managua. Hay otras, como la que ha dedicado a «Alvarito Conrado, un chico de 15 años que llevaba agua a los estudiantes y una bala le atravesó la garganta».

«Yo sirvo más como cantor que como político, soy como los antiguos juglares, un cronista de lo que está pasando», afirma Mejía Godoy, que accede a hablar a cambio de que no se le pregunte sobre la situación política. No quiere hablar de ello pero algo sí que dice. «Mi hermano y yo nos hemos retirado de la política pero no hemos olvidado nuestros principios. Somos de Sandino», afirma. Por eso reconoce que le produce «tristeza» ver lo que ha ocurrido con el frente sandinista en el que ingresó en 1973. «Llegamos al poder y fuimos perdiendo el contacto con el pueblo. Los dirigentes se refugiaron en sus mansiones y perdieron credibilidad», se lamenta.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos