Bosquescuela, donde la naturaleza es el aula

Profesora y alumnos en el centro de Cerceda. :: bosquescuela/
Profesora y alumnos en el centro de Cerceda. :: bosquescuela

No tenemos juguetes fabricados. Estos los proporcionan el campo y el monte y los elabora el niño». Philip Bruchner, un educador infantil alemán licenciado en Ciencias Forestales, está al frente del Centro Bosquescuela de Cerceda, en Madrid, homologado desde hace dos años para impartir educación infantil de segundo ciclo, de 3 a 6 años, con una idea central: la de formar a los chiquillos en contacto con el medio ambiente, donde pasan la mayor parte del tiempo. Su lema: 'La naturaleza es el aula'. «Somos los únicos de esta clase autorizados en España para desarrollar el currículo oficial». Bruchner importó la filosofía de su país, donde surgió hace décadas y «hay más de 2.000 escuelas infantiles al aire libre, la mayor parte homologadas -dice-. También en los países escandinavos son muy frecuentes». En España, el docente germano tiene contabilizadas apenas una veintena. El Centro Bosquescuela Cerceda cuenta este curso con 22 niños y niñas, aunque puede acoger hasta 25. Las clases son bilingües, en castellano e inglés. ¿Es cara la matrícula? «Bueno,... somos un centro privado no concertado y no recibimos ningún tipo de subvención», aclara su director. Hablamos de 445 euros al mes con horario de 8.30 a 16.30.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos