Boris Johnson desciende de una momia suiza

Boris Johnson desciende de una momia suiza

El eterno conspirador del 'brexit' puede deber su caótica personalidad al cambio de orden de sus apellidos por coquetería aristocrática de sus antepasados

IÑIGO GURRUCHAGA

Del ministro británico de Exteriores, Boris Johnson, se sabía que es un mentiroso, capaz de inventar cualquier cosa para su provecho. Se sabía también que es un cínico, que promete fidelidad cuando planea una traición. Su trayectoria sugiere que es también cobarde, porque desaparece cuando llega la hora de la verdad. Ayer se supo que desciende de una momia sifilítica.

La momia mejor conservada de Suiza ha sido identificada. Había sido enterrada en 1787 en la Barfüsserkirche, iglesia de los cordeleros, en la cripta familiar del director de un hospital de Basilea, Isaak Bischof. Un grupo de investigadores presentó el jueves los resultados de sus pesquisas. Se trata de Anna Catharina Bischoff, nieta de Isaak, hija y esposa de pastores protestantes.

Su extraordinario estado de conservación se debe a que sus restos contienen una gran cantidad de mercurio. Pudo morir de intoxicación, porque la ingestión de mercurio era un tratamiento contra la sífilis. Análisis genéticos de muestras extraídas de un dedo gordo de su pie y el buen registro genealógico de las familias ricas han permitido emparentarla con un famoso impresor del siglo XVI.

Se casó en Basilea, vivió en Estrasburgo antes de regresar en 1782 a la ciudad suiza. Una de sus hijas, llamada también Anna, se casó con Christian Hubert, barón de Pfeffel von Kriegelstein. Descendiendo cinco generaciones del árbol familiar se ha llegado a Marie Louise von Pfeffel, que se casó con un tal Stanley Fred Williams. Su hija Yvonne contrajo matrimonio con Osman Wilfred Johnson Kemal, y el hijo de ambos, Stanley Johnson, es el abuelo de Boris.

El ahora ministro participó hace unos años en un programa de la BBC que indaga el origen familiar de personas célebres. Tenía interés en conocer por qué su bisabuelo turco, Ali Kemal, periodista y político como él, fue asesinado. La indagación en archivos mostró que se opuso al gobierno nacionalista de Estambul y pagó el precio con su vida.

El ministro sería Boris Kemal si su bisabuela no hubiese cambiado el orden de los apellidos para facilitar la integración de sus hijos en Inglaterra. El líder del 'Brexit' se llama Alexander Boris de Pfeffel Johnson por coquetería aristocrática. El apellido de aquel barón se había sumergido en la sima de apellidos innecesarios antes de que los Johnson lo pusieran en lugar prominente.

Hallazgo «fantástico»

El padre del ministro, Stanley, que fue funcionario de la Comunidad Económica Europea, ha calificado el hallazgo como «fantástico» y ha elogiado el buen parecido de la momia. Fallido candidato conservador a la Cámara de los Comunes, participó recientemente en 'Soy famoso, ¡sacadme de aquí!'. Su hija, Rachel, periodista, va a seguir su camino en la próxima edición del 'reality'. Otro hijo, Jo, es diputado y secretario de Estado de Transportes.

Al hijo ministro no le basta su cartera de Exteriores y dedicarse a ordenar el mundo. Propuso un puente sobre el Canal de la Mancha cuando Macron visitaba Londres hace unos días. Pidió luego más dinero para la Sanidad pública. Boris, siempre Boris, conspira de nuevo para desbancar a May.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos