BENEDICTO XVI SE DESPIDE«Estoy peregrinando hacia Casa»

A poco más de dos meses de cumplir 91 años, Benedicto XVI es bien consciente de que su tiempo se va poco a poco agotando. Lo reconoce en la carta que envió al 'Corriere della Sera' y que el diario milanés publicó ayer, en la que dice estar «conmovido» por el interés de los lectores del periódico acerca de cómo transcurre «este último período de mi vida». Ante la inquietud de los fieles acerca de cómo pasa el «último tramo del camino», el Papa emérito escribe que «en la lenta disminución de mis fuerzas físicas, interiormente estoy peregrinando hacia Casa». Joseph Ratzinger se acuerda de las personas que le cuidan al afirmar que supone una «gran gracia» estar rodeado de «un amor y una bondad tales que no habría podido imaginar». La carta de Benedicto XVI, con la que responde a la pregunta que le llegó del 'Corriere della Sera' sobre cómo afronta esta etapa, genera inquietud acerca de su estado de salud. El Vaticano asegura que está bien, aunque con los achaques propios de una persona de esa edad. El sábado se cumplirán cinco años desde que Ratzinger realizó aquel histórico anuncio con el que renunció al pontificado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos