Los becarios del duque se plantan

Carlos Fitz-James Stuart, actual duque de Alba. A la izquierda, uno de los patios del palacio. :: R. C./
Carlos Fitz-James Stuart, actual duque de Alba. A la izquierda, uno de los patios del palacio. :: R. C.

La Casa de Alba se ve obligada a retirar una 'oferta de trabajo' que pedía ingenieros agrícolas para arreglar gratis los jardines de Dueñas

P. MUÑOZ

La Casa de Alba se ha visto obligada a retirar un anuncio en el que pedía estudiantes de Ingeniería Agrícola para que arreglaran los jardines del Palacio de Dueñas, en Sevilla, a coste cero. La oferta laboral (por llamarla de alguna forma) buscaba alumnos en prácticas que «participaran en la creación de un nuevo diseño para uno de nuestros jardines principales con todo lo necesario, como la retirada de plantas en mal estado, plantación de nuevas, colocación de riego por goteo, poda de forma a setos y plantas ornamentales, plantación de enredaderas, inventariado de la flora, retirada de follaje y mantenimiento en general». Así es como rezaba el anuncio que ayer mismo fue borrado de la web Icaro, un portal para prácticas de empresa que emplean las universidades públicas andaluzas, entre otros centros. Bajo el epígrafe de 'Apoyo paisajista', la Casa de Alba ofrecía dos plazas durante dos meses con cero euros de remuneración. Tras la lluvia de críticas y el revuelo mediático por el anuncio insertado por una de las familias más acaudaladas de España (Forbes calculó hace tres años la fortuna de la duquesa de Alba en 2.800 millones de euros), el Palacio de Dueñas emitió un comunicado aclarando que en ningún momento la beca es a coste cero, como así se detallaba en Icaro, sino que su dotación económica «será definida y determinada con la Universidad de Sevilla y los seleccionados para el puesto». Y apostillan que si no especificaron el salario se debe a que se trata del ámbito privado.

Las labores de los becarios tenían por objeto preparar los jardines de Dueñas de cara a la primavera, ya que el palacio se puede visitar. Su apertura al público (la entrada cuesta ocho euros) fue una de las primeras decisiones del primogénito de Cayetana de Alba, Carlos Fitz-James Stuart, cuando tomó el relevo y asumió la labor de gestión y conservación del patrimonio de la Casa. Dueñas, la residencia favorita de la duquesa, su refugio sevillano, y donde murió en 2014, abrió sus puertas a finales de 2016 y desde entonces más de 200.000 personas han podido recorrer las principales estancias y pasear envueltos en azahar entre los limoneros y naranjos de sus jardines. En temporada, el personal de servicio recogía cada mañana las naranjas para el zumo del desayuno. Pero una cosa es exprimir frutos y otra, becarios.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos