«Mis amigos americanos no se creen que nunca haya tenido un arma»

Jean Pierre, estudiante de Finanzas. :: r. c.
/
Jean Pierre, estudiante de Finanzas. :: r. c.

Jean Pierre Cousirat, un uruguayo de 23 años cuyo bisabuelo francés dejó Europa tras la Segunda Guerra Mundial y se asentó en el nuevo mundo, ha visto cómo las puertas de su universidad, la Pittsburg State University (Kansas) se han llenado este año de carteles en los que se advierte de que está prohibido llevar armas... a la vista. «Hasta el año pasado informaban de que estaba prohibido portar armas a menos de seis metros de todo el área del campus. Este año, después de una modificación de la ley estatal, las cosas han cambiado», cuenta este estudiante de Finanzas.

Jean Pierre confiesa que sus compañeros norteamericanos no se creen que él no haya tenido ni usado jamás un rifle. «¿Que si siento miedo? Al principio sí, cuando piensas en ello. Es complicado para nosotros llegar a verlo como algo normal, pero también es cierto que, con el tiempo, dejas de darle vueltas. Te acostumbras», dice. Asegura que ni uno solo de sus profesores ha hecho el más mínimo comentario tras los asesinatos de Florida. «No quieren líos».

Este estudiante estaba en Las Vegas cuando se enteró de los terribles sucesos de la escuela de secundaria de Parkland. «En ese momento no te explicas nada. No entiende cómo pueden ocurrir cosas como estas y no terminas de acostumbrarte a digerirlas. Desde que estoy aquí, y ya llevo tres años porque he venido para hacer la carrera completa, ya han sido muchos los episodios como este que, aunque no te toquen muy de cerca, te impresionan. ¿Que si los movimientos estudiantiles que han surgido a raíz de esta última tragedia podrán conseguir algo? No estoy seguro. Es cierto que están siendo escuchados, que incluso Turmp ha recibido a algunos alumnos y familiares de las víctimas y que son cada día más las voces que se suman reclamando una política diferente sobre el uso de armas, pero también que es algo muy complejo que aquí, sobre todo en determinadas zonas del país, como el Medio Oeste, se vive de una manera muy particular».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos