¡Al agua cerdos!

TEXTO: IRMA CUESTA FOTOGRAFÍA: AFP

Las criaturas de Niu Fuquan -esas que aparecen en la fotografía a punto de darse un chapuzón- llevan meses en un sinvivir. Justo el tiempo que ha pasado desde que a este granjero, dueño de una explotación ganadera ubicada en Shenyang, una enorme ciudad de la provincia china de Liaoning, se le ocurrió que a sus animalitos les hacía falta un poco de actividad. Inspirado en sus compatriotas de Montaña Solitaria, un pueblo próximo a Pekín en donde los cerdos 'de clase alta' solo beben agua de manantial, comen verduras orgánicas de temporada y se solazan al sol en inmensas piaras, Niu ha decidido construirles a los suyos una especie de circuito de aquagym. Cada mañana, el granjero agrupa a sus animales y los conduce hasta las dos plataformas que ha colocado sobre un estanque lleno de agua y barro. Desde allí, los gorrinos se lanzan en fila de a uno, hacen unos largos y fortalecen los músculos. En opinión de Niu Fuquan, la natación no solo levanta el ánimo a sus puercos, también mejora su sabor y le permite venderlos en el mercado tres veces más caros. La prueba de que la cosa funciona es que, no contento con obligarlos a hacer salto de trampolín, ahora anda empeñado en enseñarlos a bucear.

Fotos

Vídeos