La Rioja

El 'Disneylandia del porno' monta la carpa en Madrid

El público asistente al Salón Erótico de Madrid graba con sus móviles y cámaras las actuaciones. :: óscar chamorro
El público asistente al Salón Erótico de Madrid graba con sus móviles y cámaras las actuaciones. :: óscar chamorro
  • Nacho Vidal, icono del género y portavoz del Salón Erótico, dice que «hay muchas cosas que ver y que son muy educativas»

El «Disneylandia del porno» abrió ayer sus puertas. La expresión está acuñada por Nacho Vidal, que oficia de portavoz del Salón Erótico de Madrid (Semad), que se celebra durante el fin de semana en el Pabellón de Cristal de la Casa de Campo. El festival se presentó semanas antes con una provocadora campaña publicitaria en la que actores que ejercían de dobles de Mariano Rajoy, Susana Díaz, Pablo Iglesias y Albert Rivera posaban con gestos lascivos. El lema de la iniciativa promocional no podía ser más explícito: «Te vamos a f@llar». Recorriendo el recinto, llamaba la atención la naturaleza 'voyeur' del público, en la que abundaban especímenes que parecían poseídos por las hormonas. Con sus móviles, no perdían ripio y grababan con avidez las actuaciones de sexo en vivo. Casi sesenta expositores y unos 150 artistas han acudido a la cita.

«Hay muchas cosas que ver y que son muy educativas», aseguraba la estrella del porno español. Por ejemplo, explicaba que en el salón se imparten técnicas para respirar mejor, todo orientado a tener un mayor aguante en el apareamiento.

Según Vidal, ahora metido en la producción de películas y muy centrado en su tienda de juguetes eróticos, España es una potencia en el rodaje de cintas pornográficas. Ya no está en la Champions League de la economía, pero puede jactarse de exhibir un «nivel muy alto» en el cine de coyundas. «Hay muy buenos actores españoles que están trabajando fuera y, a la vez, muchas productoras internacionales que han llegado para filmar aquí. Al año se pueden rodar en España unas mil películas. Con todo, nada que ver con Estados Unidos, donde se producen más de 60.000».

Al chico malo de la industria pornográfica no le ha ido mal económicamente: «Sobrevivo. No me puedo quejar». Los dos iconos del porno español, Nacho Vidal y Amarna Miller, andan ahora a la greña. Miller, abanderada del «porno ético y feminista», ha encontrado en Vidal a un enemigo enconado. «Esta chica dice muchas tonterías, pero yo no le hago ni caso. No tiene voz ni voto, ni puñetera idea de lo que dice. Realmente, no sé lo que hace aquí», alegaba indignado.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate