La Rioja
Fiesta. Arropando a Pilar, sus hijos y amigos como Ana Belén, Serrat, Víctor Manuel, Miguel Ríos, Luis Pastor, Penélope Cruz o Ángela Molina.
Fiesta. Arropando a Pilar, sus hijos y amigos como Ana Belén, Serrat, Víctor Manuel, Miguel Ríos, Luis Pastor, Penélope Cruz o Ángela Molina. / AISGE

La mentira piadosa de los Bardem

  • La matriarca recibe un homenaje sorpresa, que reúne en Madrid a 1.400 artistas de toda España

Iba a ser una pequeña fiesta sorpresa con los 30 o 40 amigos más íntimos para celebrar sus 15 años al frente de la Fundación Aisge (Asociación de Artistas Intérpretes, Sociedad de Gestión) y su trayectoria como actriz. «Al final, fueron unos 1.400, la cosita se nos fue un poco de las manos... Y las emociones», contó en las redes sociales el actor Carlos Bardem tras el homenaje del pasado lunes a la «mamá grande de los cómicos de este país, a la luchadora incansable, a la actriz superlativa, al ser humano tan bello que es mi madre».

Durante más de tres horas, Pilar Bardem sintió el calor, el cariño y la admiración de la profesión y de su familia en un evento, organizado por sus hijos Javier, Mónica y Carlos, junto con Aisge, en el Circo Price de Madrid. Del engaño inicial pasó al llanto de emoción y de éste a las lágrimas de alegría. Una montaña rusa de emociones, en la que la actriz consagrada con 81 películas, 43 obras de teatro y 31 series de televisión compartió el escenario con Víctor Manuel, Ana Belén, Joan Manuel Serrat, Miguel Ríos y Luis Pastor.

A ellos se sumaron la Compañía Teatral Tricicle, que contó con la colaboración inesperada de Javier Bardem. Sin pensárselo dos veces, el intérprete se colocó un gorro de lana y una nariz de payaso y se incorporó al número. Pero aún había ganas de más. El actor estaba entregado a la causa y, tras actuar con Tricicle, también lo hizo con Asier Etxeandia, que interpretó el clásico italiano 'Parole, parole' mientras que Javier tocaba los bongos.

Otros no estuvieron físicamente, pero sí a través de los vídeos que dedicaron a la actriz y matriarca. Pedro Almodóvar, Antonio Banderas, Concha Velasco, Candela Peña o Carmen Machi fueron solo algunos de los que se acordaron de ella. Penélope Cruz, que confesó no poder contribuir a la gala con ningún chiste sobre suegras, dijo sobre la artista: «Pilar posee una de las cualidades que más admiro de las personas: la compasión por los demás».

Pilar Bardem recibió como regalo dos docenas de claveles rojos, el Corazón de Oro (una estatuilla realizada por Ángel Aragonés) y las camisetas de Pujol y Messi firmadas por todo el equipo culé. Muy emocionada, advirtió: «Esto no quiero tomármelo como una despedida. Estoy mala, pero me cuido y no quiero darle un disgusto a mis hijos muriéndome pronto. Sobre todo, porque he hecho una promesa: ¡Quiero ver la Tercera República!»

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate