La Rioja

Bustamante sobre su ruptura: «No es definitivo»

David Bustamante llegó ayer a su terruño cántabro de San Vicente de la Barquera para descansar unos días. :: alberto ferreras
David Bustamante llegó ayer a su terruño cántabro de San Vicente de la Barquera para descansar unos días. :: alberto ferreras
  • Rompe su silencio y se queja de que ciertas informaciones sobre el distanciamiento con Paula han tirado su imagen «por el suelo»

Sólo faltaba él por hablar y lo hizo ayer a su llegada a su terruño cántabro de San Vicente de la Barquera, donde va a pasar unos días de descanso. Allí, ante las cámaras de 'Sálvame', David Bustamante se soltaba la melena y la presión de la que probablemente ha sido la peor etapa de su vida. «Basta ya, no soy ningún delincuente. Estáis dibujando un personaje que alucino y que yo no conozco. Me estáis tirando por el suelo la imagen. Creo que no me lo merezco, me conocéis desde hace quince años... no entiendo a quién he matado ni qué he hecho. Me parece que os estáis excediendo un montón», se lamentaba el cantante, muy crítico con una parte del incesante goteo de informaciones que han aparecido en los medios desde que se filtrara su distanciamiento con su aún mujer, Paula Echevarría, con la que lleva casado once años. «Ese no soy yo», subrayaba, visiblemente enfadado con todo lo que está pasando.

Ante la marea mediática de estos últimos días, Bustamante, de 35 años, no evitó hablar de su supuesta ruptura sentimental con Paula, de 39, y admitió que «sí hay un distanciamiento, pero no es definitivo. Seguro que se recupera la relación». Las palabras del exconcursante de 'Operación Triunfo' van en la línea de lo manifestado la semana pasada por su pareja, que tampoco daba por terminada la relación y afirmaba entre lágrimas que quería «muchísimo» a David, pero que el tiempo dirá cómo quedan las cosas.

Curiosamente, Paula pasa estos días libres en la localidad asturiana de Candás, también en compañía de su familia. Candás se encuentra a apenas 130 kilómetros de distancia de San Vicente de la Barquera, por lo que es muy posible que la pareja se encuentre con esa idea de seguir compartiendo momentos juntos con su hija Daniella, de ocho años. La pequeña es el principal motivo por el que sus padres no quisieron hacer público su distanciamiento, a pesar de que fuentes cercanas al matrimonio han confirmado que llevaban meses haciendo vidas separadas y que la imagen de felicidad que proyectaban no era tan idílica.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate