La Rioja

El genio que las modela

Stephen Galloway dicta cómo deben posar las modelos. :: E. C.
Stephen Galloway dicta cómo deben posar las modelos. :: E. C.

Es el artista que no quita el ojo a las modelos, aunque ellas tampoco le pierden de vista. Les va la vida (y el negocio) en ello. Las grandes top se mueven al ritmo que les marca Stephen Galloway. Lo mismo da que te llames Kate Moss, Gisele Bündchen, Karlie Kloss o Lindsey Wixson. Cuando se trata de posar para las mejores campañas de moda y belleza, todas escuchan atentamente al 'Hombre espejo'. Este bailarín de Pensilvania ha patentado un estilo propio y se ha convertido en el referente de un nuevo género: la 'posegrafía'. Dicen que es el intérprete del movimiento que mejor facilita el diálogo entre fotógrafo y maniquí para lograr la perfección corporal en cada disparo.

No sólo las modelos agradecen su espíritu creativo. También se han rendido los mejores fotógrafos, como la pareja Inez&Vinoodh, y, por supuesto, los diseñadores más cotizados: Calvin Klein, Gucci, Dior, Tom Ford, Jean Paul Gaultier... La crème de la crème echa mano de él. Todos piden la vez para poder trabajar juntos. Galloway, en cambio, echa balones fuera y se resta importancia. Dice que su trabajo no consiste en enseñar a las modelos cómo deben posar. «Soy afortunado de trabajar con las grandes y nunca nada es complicado con ellas», reconoce. Da por hecho que éstas saben de memoria lo que tienen que hacer en cada momento. «Se podría decir que soy como un espejo que las guía para ayudarlas a encontrar su propia perfección individual», expresa.

Galloway es el ejemplo de que la vida es, muchas veces, cuestión de suerte. Ni por lo más remoto se imaginaba que fuera a ganársela como bailarín. «Me llamaron del Martin Luther King Jr. Memorial Center porque necesitaban chicos altos que pudieran sujetar a las bailarinas», reconoce. El resto corrió de su cuenta. Se hizo imprescindible y descubrió que necesitaba moverse a todas horas. «El baile es una de las formas de expresión más bonitas, pero también menos naturales por todos los entrenamientos y preparativos que requiere. La danza representa la libertad y la expresión física creativa». Tanta, que su influencia ha traspasado el ámbito de la moda y ha llegado a escenarios inesperados. Además de diseñadores y tops, ahora se lo rifan estrellas de la música como Rihanna, Björk y Mick Jagger. Galloway, por supuesto, no ha puesto morritos y ha dicho que sí.