Los vigilantes de El Prat votan mañana si aceptan un alza salarial de 200 euros

Un vigilante del control de El Prant observa a unos pasajeros. :: efe
Un vigilante del control de El Prant observa a unos pasajeros. :: efe

La empresa Eulen aceptó ayer la propuesta de la Generalitat, que si es ratificada por los empleados pondrá fin al conflicto del aeropuerto

D. VALERA

El conflicto en el aeropuerto barcelonés de El Prat, que ha provocado ya tres jornadas de huelgas parciales, podría resolverse mañana si los trabajadores de seguridad de Eulen votan en una asamblea a favor de una propuesta de la Generalitat de Cataluña que implicaría una subida salarial de 200 euros (una mejora media del 11,5% en la retribución) y un refuerzo de la plantilla.

Este plan presentado por el secretario general de Trabajo catalán, Josep Ginesta, que actúa como mediador, fue aceptado ayer por la empresa concesionaria de los controles de vigilancia del aeródromo. Sin embargo, no está claro que la propuesta logre el aval de los trabajadores, ya que el comité de huelga calificó de «insuficiente» el incremento de la retribución respecto al plus de 350 euros que reclaman. En cualquier caso, decidieron someterlo a votación. En caso de recibir el visto bueno de los empleados se desconvocarían los paros parciales previstos para los próximos 11 y 13 de agosto, además de la huelga indefinida planteada a partir del 14.

Desde la Generalitat reconocieron que este plus «está lejos de lo que piden los trabajadores», pero también de lo que ofrecía la empresa» que eran 155 euros. Sin embargo, Ginesta resaltó que esta revalorización serviría para equiparar los sueldos entre los trabajadores nuevos y los que llevan más tiempo en la empresa, ya que estos cuentan con algún plus de Aena.

Eulen comunicó ayer mediante un comunicado que se sumaba a esa propuesta «en su generalidad pero con pequeños matices» con el objetivo de superar esta situación «lo antes posible». En cualquier caso, la compañía insistió en que esta subida salarial está «muy por encima de lo que la compañía considera admisible» y que así se lo ha comunicado a Aena.

Asimismo, la compañía defendió su postura durante todo el conflicto al recordar que ha puesto varias iniciativas sobre la mesa. Sin embargo, reprochó al comité de huelga haberlas rechazado «incluso antes de sentarse a negociarlas».

La propuesta planteada por la Generalitat va más allá del aspecto salarial. También incluye sumar un vigilante más por filtro y una bolsa de 25 personas que tomarían el relevo de la plantilla de los controles siempre que deban ausentarse de su puesto. En la práctica estas iniciativas supondría un aumento de 76 empleados, un número inferior al centenar reclamado por el comité de huelga, pero muy superior a los 21 que Eulen estaba dispuesto hasta ahora. De hecho, el portavoz de los trabajadores, Juan Carlos Giménez, valoró de forma positiva ese punto.

Fotos

Vídeos