MIENTRAS TRUMP SE DIVIERTE, LAS BOLSAS TIEMBLAN

RAFAEL RUBIO ANALISTA DE MERCADOS

Tras una reacción alcista mucho más larga en el tiempo de lo que se podía imaginar, las bolsas de todo el mundo comienzan a temer las consecuencias de las decisiones del inquilino, a tiempo parcial, de la Casa Blanca. Su idea de iniciar una guerra comercial aplicando fuertes aranceles a la importación de determinados productos no es un juego, aunque pueda resultar divertido para él, ni la simple ocurrencia de un visionario, fagocitado por las obsesiones de un asesor ultramontano. Es una decisión que puede poner patas arribas el comercio mundial, sobre el que se sostiene el crecimiento económico, precisamente en un momento en el que la buena evolución de las economías es el único dique contra una larga lista de incertidumbres.

Las bolsas están empezando a transmitir este temor que ahorradores/inversores deberían tener en cuenta. No es momento de aumentar el riesgo en renta variable, por mucho que los mercados estén ofreciendo valoraciones más bajas que hace un mes. El co-presidente de JPMorgan Chase, Daniel Pinto, defiende que en los próximos dos o tres años habrá una corrección en los mercados del 20 al 40%, según las valoraciones de cada uno de ellos. Sin duda, esta previsión tiene bastante que ver con la afirmación del máximo responsable de esa misma entidad, Jamie Dimon, para quien la dimisión de Gary Cohn como asesor económico del presidente, por no estar de acuerdo con las medidas proteccionistas, es «terrible». Se impone, por tanto, la prudencia antes de tomar decisiones a la vista de este absurdo juego que puede dejar tocado nuestro patrimonio.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos