Trinidad y Tobago, único país señalado por la OCDE

El organismo sólo considera a esta isla caribeña como paraíso fiscal, aunque prepara un nuevo 'rating' para calificar a los países

D. VALERA

madrid. Los criterios actuales para estar incluido en la lista negra fiscal basados en los acuerdos de intercambio de información han llevado al absurdo de que para la OCDE sólo exista en el mundo un paraíso fiscal: Trinidad y Tobago. Un país caribeño que, curiosamente, no se encuentra en la lista de España. Sin embargo, el organismo que reúne a las economías más avanzadas señaló en junio que esta pequeña isla de apenas 1,4 millones de habitantes «había dejado de cumplir los estándares de transparencia internacional». Ni mención para otros territorios polémicos como las Islas Caimán, Bermudas, ni otras jurisdicciones del caribe o del Pacífico.

En cualquier caso, este escenario esperpéntico está cerca de acabar. Y es que el Foro Global sobre Transparencia e Intercambio de Información, dependiente de la OCDE, prepara un nuevo 'rating' que medirá el grado de cooperación fiscal de manera que calificará a los países entre cumplidores y no cumplidores.

También se tendrá en cuenta su transparencia, si tienen un acuerdo de intercambio automático y si han adoptado el convenio multilateral impulsado por este organismo y que busca estandarizar estos acuerdos para evitar diferentes interpretaciones. Los Estados que sólo cumplan dos de estos criterios se considerarán no cooperantes y formarán parte de la lista.

Asimismo, la OCDE impulsa el programa de lucha contra la erosión de las bases imponibles (BEPS, en sus siglas en inglés), que entre otras medidas incluye que las empresas de más de 750 millones de facturación deberán desglosar su tributación, ventas y trabajadores país por país a fin de demostrar que pagan impuestos donde realmente generan beneficios, aunque esta información no se hará pública.

Fotos

Vídeos