Telefónica copa el fútbol para fidelizar su clientela

Telefónica coqueteó varios meses con la posibilidad de no pujar esta vez por los derechos del fútbol. La culpa: sus elevados precios, que llevaron al consejero delegado de la operadora, Ángel Vilá, a advertir de que serían «extremadamente racionales y disciplinados financieramente». Otros contenidos, como las series de televisión, daban similar audiencia o incluso mayor resultando, además, menos onerosos. Pero el fútbol sigue fidelizando a cientos de miles de clientes y esa realidad manda.

Por eso, pese a los acuerdos de las tres grandes -Telefónica, Vodafone y Orange- con Netflix para acceder a sus contenidos de series, la compañía presidida por José María Álvarez Pallete no ha resistido la tentación de hacerse en exclusiva con el fútbol televisado en España. Ha adquirido los derechos a Mediapro, que mantendrá el paquete de los bares y compartirá ingresos publicitarios.

Por dar La Liga entre 2019 y 2022 pagará 2.940 millones de euros, y por las competiciones europeas (Champions y UEFA League) entre 2028 y 2021 otros 1.080 millones. Eso sí, podrá revenderlos a otras operadoras y hacer caja.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos