Tejerina y Nadal, los mejor posicionados para tomar el mando en Economía

Isabel García Tejerina y Álvaro Nadal, en La Moncloa. :: afp/
Isabel García Tejerina y Álvaro Nadal, en La Moncloa. :: afp

La titular de Agricultura es hábil negociadora en Bruselas y la trayectoria del ministro de Energía le venía impulsando para sustituir a De Guindos

LUCÍA PALACIOS

MADRID. De deshojar la margarita para saber quién era el aspirante español a ocupar la vicepresidencia del BCE... a deshojarla de nuevo, pero en este caso para conocer quién puede heredar ese sillón que dejaría Luis de Guindos al frente de la cartera de Economía si triunfa su candidatura para el banco central.

No tiene por qué ser una decisión rápida. Todavía hay margen hasta finales de marzo, cuando los presidentes de los Estados elijan y aprueben el nombramiento; en caso de optar por De Guindos, éste ya sí deberá renunciar a su cargo para incorporarse a su nueva tarea el 1 de junio.

Sin embargo, la quiniela ya está abierta y la lista de posibles candidatos es bastante amplia. Uno de los que más suenan tiene precisamente nombre de mujer, uno de los hándicaps que aducían los detractores a que fuera De Guindos el candidato español al BCE. Sus casi tres años al frente del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente avalan a Isabel García Tejerina (Valladolid, 1968) como una opción a tener muy en cuenta, ya que en este periodo -también durante su anterior etapa como secretaria general de Agricultura y Alimentación- se ha ganado la fama de ser una gran negociadora en Bruselas, algo que le vendría como anillo al dedo para este puesto. Porque uno de los grandes retos que tendría por delante sería negociar el presupuesto comunitario. Además, domina el inglés y el francés, no en vano cursó estudios en las universidades americanas de Harvard, Chicago o Davis, así como en la francesa de Montpellier.

Pero precisamente su formación puede ser una de las bazas que jueguen en su contra, ya que no cuenta con un perfil específico de economista, sino que es ingeniera agrónoma y licenciada en Derecho. A su favor, ser la segunda ministra más valorada por la opinión pública, solo por detrás de Soraya Sáenz de Santamaría, según el último barómetro del CIS.

A la espera también se encontraría Álvaro Nadal (Madrid, 1970), ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital desde esta segunda legislatura de Mariano Rajoy, después de asesorarle como consejero en los duros años de la crisis. Y es que durante el primer Gobierno ocupó el puesto de director de la Oficina Económica de la Presidencia, por lo que dio forma a las grandes decisiones estratégicas, como la reforma financiera, la fiscal, las políticas de ajustes, las reestructuraciones sectoriales... algo que puede tener peso para lograr la cartera de Economía. En su contra, el enfrentamiento que mantiene con las eléctricas, algo que dificulta las dotes de negociador que indudablemente debe tener un ministro económico.

El otro Nadal

Y de Nadal a Nadal. Porque no se puede descartar tampoco al hermano de Álvaro, Alberto, quien ocupaba las quinielas para ser ministro de Energía -era el secretario de Estado de esta rama- y, sin embargo, fue su hermano, por lo que se tuvo que conformar con pasar a ser secretario de Estado de Presupuestos y Gastos. Gemelos y con vidas paralelas: ambos cursaron la licenciatura de Económicas, Empresariales y Derecho, sacaron al tiempo la misma oposición al Cuerpo de Técnicos Comerciales y Economistas del Estado (Álvaro como número 1 y Alberto como el 2) y se encaminaron hacia la vida política. La familia podría ofrecer también a un tercer candidato, ya que la mujer de Alberto, Eva Valle, ocupa el puesto de directora de la Oficina Económica de Moncloa, tras la salida de su cuñado.

Otros dos nombres de mujeres con una brillante trayectoria que no hay que descartar son Emma Navarro, secretaria general del Tesoro, que sucedió precisamente a otra posible candidata, Rosa Sánchez-Yebra, la actual vicegobernadora en el Banco de Desarrollo del Consejo de Europa. O incluso cualquier alto cargo del Ministerio de Economía podría optar a dirigirlo.

Algunos rumores también apuntan a que el elegido viniera de fuera del Gobierno. Y uno de los que suenan es Fernando Bécker, quien precisamente tras 20 años como alto directivo de Iberdrola (actualmente como director corporativo de Iberdrola España), ha llegado a un acuerdo con la eléctrica para acogerse al plan de bajas incentivadas.

La decisión, una vez más, está en el tejado de Mariano Rajoy.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos