Las tecnológicas temen los efectos de la guerra de los aranceles

Apple, Google, Facebook o Amazon se consideran posibles víctimas «colaterales» por la escalada verbal entre Estados Unidos y China

R. C. MADRID.

A medida que crecen las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China por las crecientes intenciones de imponer tasas aduaneras, se incrementa el miedo en el sector tecnológico estadounidense de que la crisis les pase factura. Porque nunca antes una guerra comercial entre los dos gigantes apareció tan cercana como la que se está aproximando, a tenor de los anuncios de ambos gobiernos en las últimas semanas.

El pasado viernes, Pekín se mostró inflexible ante la última ofensiva del presidente estadounidense Donald Trump, que amenazó con triplicar los aranceles a las importaciones provenientes de China, un país al que acusa, entre otras cosas, de robo de propiedad intelectual.

Por el momento, el sector de la alta tecnología no se ha visto directamente afectado por los nuevos gravámenes pero algunos de sus principales representantes -Apple, Google, Facebook, Amazon o Netflix, entre otras muchas firmas- temen convertirse en víctimas colaterales de esta guerra comercial.

Las guerras comerciales «no son controlables ni previsibles» y «siempre hay daños colaterales», señaló Ed Black, director de la Asociación del Sector Informático y de las Comunicaciones. Aunque es cierto que el gobierno estadounidense «identificó de manera pertinente algunos de los problemas» relacionados con los intercambios comerciales con China, «olvidó los problemas que deben enfrentar las empresas de Internet cuando trabajan con China».

Las relaciones entre las empresas tecnológicas y China son muy complicadas desde hace tiempo, por temas como la censura, los derechos humanos, el derecho laboral y el robo de secretos comerciales. De hecho, Google cerró en 2010 la versión para China de su motor de búsqueda tras descubrir que las cuentas de los militantes de derechos humanos chinos habían sido pirateadas, mientras Pekín prohibió operar a plataformas de Internet basadas en EE UU, como Facebook.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos