El sueldo medio baja el 1,4% el último año, ajeno a la recuperación económica

Cadena montaje de la Renault  en Valladolid. :: cesar mansó
Cadena montaje de la Renault en Valladolid. :: cesar mansó

En el segundo trimestre el coste salarial cayó dos décimas mientras el PIB se disparaba un 0,9%, ante lo que UGT pide un mínimo de 1.000 euros

J. A. BRAVO MADRID.

La recuperación económica del país sigue marchando a diferentes velocidades y, lo que es peor, sin alcanzar a todos los segmentos sociales. Así lo avalan los últimos datos publicados ayer por el INE, según los cuales el sueldo medio en España encadena ya un año de descensos que, sumados, llegan al 1,4%, una evolución negativa que contrasta claramente con el crecimiento del 3,1% registrado por el Producto Interior Bruto (PIB) durante ese período.

Desde que comenzó la crisis, el peso de los salarios en la riqueza nacional ha caído ocho puntos. Mientras en 2008 los 559.777 millones pagados en el país por el trabajo contribuían en un 52% al total de la actividad económica, al cierre de 2016 esa aportación no pasaba del 48% al reducirse hasta 532.852 millones lo abonado al conjunto de empleados.

Su peor momento lo vivieron, cuando su representatividad dentro del PIB bajó al 47%, tan solo cinco puntos por encima de lo que supusieron entonces los beneficios empresariales y las inversiones del capital. Las cifras del INE revelan que en lo peor de la crisis la pérdida de poder adquisitivo de los trabajadores se aproximó al 11%, quedando en el 9,2% a finales de 2014. En esos siete años, los salarios cedieron un 0,7%, pero los precios repuntaron un 0,8%.

Esa dinámica, no obstante, empezó a cambiar algo ese último ejercicio, que acabó con un descenso de la inflación del 1%. Pero no fue hasta 2015 cuando los sueldos volvieron a subir en términos anuales, un 1,4% a principios de un año en que el coste la vida casi estuvo congelado.

Las subidas salariales, aunque con altibajos, continuaron en los 18 meses siguientes hasta que el verano pasado volvieron a caer. Lo hicieron tres décimas en tasa anual en el tercer trimestre y desde entonces no han vuelto a levantar cabeza en esa comparativa, llegando incluso a caer un 0,8% entre octubre y diciembre.

Un ajuste que va a menos

El recorte en las retribuciones, eso sí, se ha ido moderando, pasando de dos décimas en el primer trimestre a solo una en el segundo. En ese tiempo, la economía ha crecido 1,7 puntos (0,8% y 0,9%, respectivamente), mientras los precios han descendido medio punto (hasta agosto). En esta tesitura, desde UGT pidieron ayer un «cambio urgente» para subir sueldos, reclamando que en «todos los convenios» figure un «suelo salarial garantizado» de al menos 1.000 euros.

Al cierre de junio el coste salarial por trabajador era de 1.941 euros al mes, aunque esa cantidad solo supone el 75% de todo lo que su empresa paga por él (2.584 euros), importe que descendió dos décimas desde marzo en comparación con hace un año. El resto de esos costes son las cotizaciones obligatorias, que suben casi un punto, además de otras percepciones no salariales (-12,6%), subvenciones y bonificaciones (-9,4%).

Por sectores, sin embargo, el descenso del sueldo medio superó un punto (-1,1%) en la construcción, mientras en los servicios se mantuvo sin variaciones -eso en el comienzo de la campaña veraniega, la más fuerte del turismo- y en la industria incluso subieron tres décimas. El coste por hora pagada rozó los 17,3 euros, aunque en términos efectivos creció un 3,8% hasta 19,7 euros.

Fotos

Vídeos