La Fed sube los tipos en Estados Unidos por quinta vez seguida hasta el 1,5%

La aún presidenta de la Reserva Federal, Janet Yellen. :: efe/
La aún presidenta de la Reserva Federal, Janet Yellen. :: efe

Janet Yellen se despide del cargo anticipando otros tres incrementos más del precio del dinero para 2018 por la buena previsión económica

J. M. CAMARERO

madrid. El margen por el que discurren las políticas de los bancos centrales a uno y otro lado del océano Atlántico se va ampliando a medida que transcurren los meses. Mientras que en la zona euro, los tipos de interés se mantienen invariables desde hace tres años en el 0% (hoy se reúne el BCE para confirmarlo), en Estados Unidos subieron ayer otro escalón hasta situarse en la franja de entre el 1,25% y el 1,5%. Se trata de un cuarto de punto más en esta revisión aprobada por la Reserva Federal (Fed) en su última reunión del año, que fue la despedida del mandato de Janet Yellen al frente de la institución. A partir de febrero su sustituto será Jerome Powell, más cercano al presidente Donald Trump.

Con este nuevo avance, el precio oficial del dinero de la economía norteamericana se apunta su tercera subida en lo que va de año, tal y como había previsto tanto la propia Fed como los analistas bursátiles. Además, se trata del quinto incremento consecutivo autorizado por Yellen desde que hace ahora dos años autorizara la primera de las subidas de tipos en EE UU desde el año 2008, cuando comenzó la crisis.

En diciembre de 2015, el avance fue de 0,25 puntos porcentuales, desde el 0%. Así permaneció el precio del dinero hasta 12 meses después, cuando el organismo monetario aprobó un nuevo incremento hasta el 0,5%. Durante este año, la primera subida, de otro cuarto porcentual, tuvo lugar en marzo, y en junio acordó otro alza similar.

En esta última reunión, la Fed ha ratificado la buena salud de la economía, lo que permite seguir acomodando los tipos para eliminar progresivamente las medidas excepcionales. Por ahora, mantiene su intención de aprobar otros tres incrementos de tipos en 2018.

El organismo ve más fortalezas que debilidades. Así, ha mejorado las previsiones de paro, que bajaría hasta el 3,9% el próximo año y en 2019. Anticipa un impulso mayor en el crecimiento del PIB, del l 2,5% para 2018 y el 2,1% para el siguiente ejercicio sin tener en cuenta el efecto de la reforma fiscal de Trump. Aunque la inflación sigue lejos del objetivo clave del 2%.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos