La AEB sostiene que la crisis habría sido mucho peor sin la presencia de los grandes bancos

J. M. C.

Madrid. El presidente de la Asociación Española de Banca (AEB), José María Roldán, defendió ayer el papel de los grandes bancos en el desplome de la economía al afirmar que «la crisis habría sido aún más intensa y dolorosa» si «hubieran sido una fuente de problemas y no de estabilidad».

Lo hizo durante su comparecencia ante la comisión del Congreso que investiga la crisis económica, en su papel como ex-director general de Estabilidad Financiera del Banco de España. «Los grandes bancos españoles internacionales han sido un elemento de estabilidad para nuestra economía», indicó.

En su defensa de estas entidades, Roldán puso como ejemplo que «en las fases más agudas de la crisis» el 'rating' de estas firmas fue mejor que la del propio Estado. «Algo inaudito en el resto del mundo», puntualizó para afirmar después que las entidades que forman parte de la AEB «no tuvieron que ser rescatadas con dinero público» y que, al contrario, «aportaron ingentes recursos, más de 20.000 millones».

Por otra parte, la comisión ha decidido recurrir la decisión de la Junta Única de Resolución (JUR) europea de no facilitar a la Cámara Baja el informe de Deloitte que determinó la valoración del Banco Popular, vendido el pasado mes de junio al Banco Santander por un euro.

Fotos

Vídeos