Solo un 18% de los parados con ayuda logra colocarse

En la práctica, los programas de activación para el empleo (PAE) y de recualificación profesional (Prepara) son -junto a la renta activa de inserción (RAI)- el último salvavidas económico para los desempleados que han agotado sus prestaciones, con una ayuda de entre 400 y 450 euros mensuales. En teoría, sin embargo, su objetivo principal pasa por recolocar en el mercado laboral a esas personas aunque su eficacia se antoja bastante reducida.

Así, según admite el Gobierno ante Bruselas -con cifras cerradas a 31 de marzo-, apenas uno de cada cinco beneficiarios del PAE (el 18%) ha vuelto a encontrar un trabajo remunerado, aunque en algunas comunidades autónomas si llegan a una cuarta parte (25%). No obstante, de las 385.592 personas atendidas mediante dicho plan, un tercio no recibió la ayuda económica asociada que sí pudieron disfrutar el resto (258.163 individuos).

En el Prepara el número de beneficiarios de ayudas desde su aprobación en 2011 asciende a 971.162, de los que una quinta parte (21%) recibió incluso una cantidad mayor por tener tres o más familiares a su cargo.

De otro lado, del millón de inscritos en el sistema de garantía juvenil, el 43% (470.032) terminó consiguiendo un empleo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos