El Santander rebaja a 1.100 el número final de afectados por el ERE

J. M. CAMARERO

madrid. Banco Santander ha accedido a las peticiones de los sindicatos para dejar el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) en condiciones cuantitativas y cualitativas similares a las del último proceso de reestructuración laboral que la entidad hizo en 2016. Finalmente serán 1.100 los empleados de los servicios centrales del grupo -tanto del propio Santander como del Popular- los que dejarán de trabajar en la corporación, según el principio de acuerdo al que ayer llegaron con los representantes de los trabajadores.

El Santander había planteado una reducción de plantillas que englobara a unas 1.500 personas, aunque con el paso de las semanas ese número de afectados se ha reducido finalmente en un 17%. De los aproximadamente 7.000 empleados con los que cuentan la matriz y el banco rescatado en sus centros corporativos conjuntos, el drenaje representará un 15,7% de sus plantillas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos