Santander duplica el alza de su beneficio con el Popular a pesar del coste de la fusión

Botín, satisfecha con la compra tras ganar 1.080 millones entre ambos, es favorable a publicar el informe de la resolución, pero con algunos matices

JOSÉ M. CAMARERO

madrid. El Banco Santander ha digerido con total normalidad la adquisición del Popular, a pesar de los problemas que arrastraba esta entidad. El grupo presidido por Ana Botín se ha valido de esta compra para acelerar el ritmo al que crecen sus beneficios del negocio en España: entre ambas filiales generaron unas ganancias -sin contar con las partidas extraordinarias- de 1.380 millones de euros en 2017, lo que representa un incremento del 52,8% con respecto al año anterior. Si solo se tienen en cuenta los resultados ordinarios de Santander España, los beneficios de la entidad habrían mejorado hasta los 1.117 millones, esto es, un 23,7% en términos interanuales, prácticamente la mitad de lo que realmente lo han hecho tras la incorporación de la actividad del Popular. Este banco se dejó finalmente 37 millones de euros durante todo el año pasado, después de reconocer unas pérdidas de más de 12.000 millones hasta su resolución, aunque en el tercer trimestre ganó 168 millones y 85 en el último.

Al comprar la entidad el pasado 7 de junio tras ser liquidada por la Junta Única de Resolución (JUR) europea, Santander asumió un coste de reestructuración que ascendería a unos 300 millones de euros por año durante tres ejercicios. Aun teniendo en cuenta este impacto, el beneficio neto de ambas entidades ha sido de 1.080 millones, un 57% más que las registradas por Santander en 2016, aún sin contar con Popular.

Con estos resultados, Ana Botín mostró ayer su satisfacción al marcar el objetivo de que «la combinación de ambos no pierda clientes ni cuota de mercado», aunque el futuro pasará por la desaparición de la marca del Popular. Este banco ha recuperado 7.000 millones en depósitos de los 20.000 que había perdido en el primer semestre del año pasado. En el último tramo de 2017, el drenaje ha sido mayor por las salidas de clientes institucionales ante el vencimiento de muchos de sus productos contratados.

La presidenta, que no espera un mayor impacto del previsto por las causas judiciales abiertas por los accionistas del Popular afectados con la liquidación del banco, se muestra «a favor» de que la JUR publique el informe de valoración del que se valió para autorizar la resolución -elaborado por Deloitte- en aras de la transparencia. Pero prefiere «que haya temas sobre alianzas que no se publiquen», matizó ayer.

El grupo gana 6.619 millones

Santander ha elevado su beneficio global un 7% hasta los 6.619 millones de euros. Y lo ha hecho con Brasil como punta de lanza, con unas ganancias que han crecido un 34%. La actividad del país carioca representa un 26% de los resultados ordinarios del grupo, por delante de Reino Unido (16%) o España (15%).

Por ahora, el Santander no se plantea realizar adquisiciones de otros bancos en el área euro, aunque Botín anticipó Otra vía: «Es posible que lancemos iniciativas digitales» en diferentes países comunitarios. «No tenemos que comprar nada para estar ahí», indicó la presidenta. De hecho, considera que «hay una gran competencia» en el mercado bancario español y que es en otros países «donde tienen que hacer más trabajo» para realizar concentraciones.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos