Ryanair extiende sus cancelaciones de vuelos hasta marzo por falta de pilotos

Varios aviones de Ryanair aguardan nuevos vuelos en el aeropuerto belga de Charleroi. :: S. Lecocq / EFE

A los 2.000 vuelos ya anulados hasta octubre se suma otra cantidad no concretada desde noviembre que afectará a 400.000 pasajeros

J. A. BRAVO MADRID.

Borrón y, además, cuenta vieja. Ryanair anunció ayer su segundo gran paquete de cancelaciones de vuelos en poco más de diez días, y todo debido al «lío» que, según su controvertido presidente, Michael O'Leary, se ha hecho el rey del 'low cost' (bajo coste) en los cielos con las vacaciones de sus pilotos, sin olvidar la marcha de parte de ellos a sus competidores al recibir mejores condiciones laborales.

Si la semana pasada anunciaba la cancelación de algo más de 2.000 vuelos entre mediados de septiembre y finales de octubre, a un promedio de 50 diarios, esta vez las anulaciones se extenderán desde el 17 de noviembre al 18 de marzo de 2018. Así lo notificaba la compañía a través de su página web, donde también señalaba que estaba informando vía correo electrónico o SMS a los «menos» de 400.000 afectados.

Según apuntaba Ryanair, las personas que no hubieran sido avisadas ayer, o bien que su vuelo estuviera previsto para después del próximo 24 de marzo, mantendrían la programación ya prevista. A los perjudicados está «ofreciéndoles vuelos alternativos o reembolsos completos» de sus billetes, pues al prevenirles con más de cinco semanas de antelación podría eludir, a priori, el pago de indemnizaciones.

En total, la compañía aérea suspenderá durante esos cinco meses 34 rutas, dos de ellas enlaces directos con aeropuertos españoles: Glasgow-Las Palmas y Sofía-Castellón. Del resto, las capitales europeas con más perjuicios en sus conexiones son Hamburgo y Londres. La causa es que 25 de los 400 aviones que componen su flota invernal dejarán de estar operativos por falta de pilotos suficientes, debido a la mala planificación que ha tenido para repartir sus vacaciones.

Con ello, la empresa de origen irlandés espera «eliminar todo riesgo de futuras cancelaciones añadidas», aunque en su comunicado prefirió hablar de «desaceleración de crecimiento» antes que de anulaciones de vuelos. De hecho, no ha concretado el número total de los que serán cancelados, y la cifra de perjudicados es solo un cálculo general.

Todo un año de recortes

Más aún, los responsables de Ryanair admiten que la reducción de su oferta continuará todo el año próximo. Desde abril y hasta el final de la temporada veraniega, como mínimo, dejará en tierra otros 10 aparatos de los 445 que preveía tener disponibles en esa época hasta octubre de 2018. Para entonces, apunta, espera contar con «muchos pilotos y tripulaciones de repuesto».

En cualquier caso, dado que aún no había reservas para esa campaña, la compañía no habla de cancelaciones, al menos técnicamente. Eso sí, el presidente O´Leary volvió a pedir disculpas por las anulaciones invernales anunciadas ayer después de afirmar hace una semana, ante su junta de accionistas, que no preveía más medidas de ese tipo.

Su interés, no obstante, se centró en resaltar que «alrededor de los 129 millones de usuarios» de la aerolínea «no se veran afectados», con apenas «un vuelo al día». Pese a ello, las cancelaciones de septiembre y octubre ya le han costado más de 25 millones de euros, y se estima que con las nuevas se duplicará la cifra.

Más

Fotos

Vídeos