Los riesgos prosiguen a pesar del «ágil» rescate del Popular

El Fondo considera que la liquidación elimina la incertidumbre bancaria, pero recuerda a las firmas su alta morosidad y el peso del 'ladrillo' tóxico

J. M. CAMARERO

madrid. La venta 'in extremis' del Popular al Santander hace más de un mes ha eclipsado las conclusiones del Programa de Evaluación del Sector Financiero que el FMI también presentó ayer junto a su informe sobre la economía. El responsable de este cometido, Udaibir Das, señaló que el Fondo está «satisfecho» con el proceso «ágil y coordinado» que se estableció para afrontar la situación de la entidad. Esa resolución «elimina un cierto nivel de incertidumbre en el sistema bancario», al mismo tiempo que «evita repercusiones o efectos contagio» que podrían haber afectado a toda la banca española.

Sin embargo, Udaibir Das, admitió que persisten riesgos en el sistema financiero, sin poder descartar totalmente «posibles casos futuros» relacionados con adquisiciones entre entidades financieras por determinados problemas por los que puedan estar pasando algunas de esas firmas bancarias.

En su informe, el FMI advierte de que «los legados de la crisis no se han superado del todo» y fija su mirada en dos problemas cruciales para la banca. Por una parte, la morosidad que aún acecha al sector. En mayo, los impagos afectaban al 8,74% de los préstamos, frente al 8,85% registrado en abril. Se sitúa, de esta forma, en el mismo nivel que en abril de 2012. Además, el Fondo alerta sobre los bienes adjudicados que mantienen en sus balances.

Para afrontar el futuro, el organismo monetario recomienda a la banca «analizar minuciosamente» la valoración otorgada a los activos inmobiliarios que tienen en su cartera. Además, propone mejorar las políticas crediticias limitando el valor de las hipotecas concedidas con respecto al valor del inmueble que se financia, uno de los grandes problemas del 'boom' inmobiliario. El FMI aconseja acumular más reservas de capital y «estar preparados» para una reducción de la política expansiva del BCE, que previsiblemente llegará a partir de 2018.

Fotos

Vídeos