Renfe destinará 1.500 millones a la red de Cercanías y Media Distancia

El proyecto del AVE a La Meca, en el que participa la ferroviaria española, realizará los primeros viajes de demostración antes de que finalice el año

J. M. C.

Madrid. El grupo Renfe tiene la intención de invertir unos 1.500 millones de euros en la adquisición de nuevos trenes de Cercanías y de Media Distancia convencional (lo que habitualmente se conoce como 'regionales') dentro de un plan de material que incluye también, aunque en menor medida, la renovación de la flota para las áreas de Mercancías y Alta Velocidad (AVE).

La compañía pública está trabajando en un plan de material completo, en el que una parte muy importante está vinculada a las obligaciones de servicios público, es decir, a Cercanías y Media Distancia, según ha explicado su presidente, Juan Alfaro, en el VI Congreso Ferroviario NextStation. La inversión final destinada a este plan «va a depender de cuál será la declaración de Obligaciones de Servicio Público (OPS) que finalmente haga el Gobierno», ha matizado el máximo responsable de Renfe.

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, ya anunció en abril que la ferroviaria está trabajando en un «ambicioso» plan estratégico de compra de nuevos trenes y renovación de los actuales, fundamentalmente centrado en vehículos para el servicio de transporte regional y de los grandes núcleos urbanos en los que opera: Madrid, Barcelona, Valencia, Sevilla, Málaga, Bilbao, San Sebastián, Zaragoza, Santander, Asturias, Murcia/Alicante y Cádiz.

Alfaro espera que el ministro pueda concretar los detalles del plan probablemente a finales de este año, una vez que esté aprobada la obligación de servicio público por parte del Ejecutivo.

Tras la adjudicación el año pasado al fabricante español Talgo del contrato de compra de 30 trenes AVE y su mantenimiento por 1.300 millones de euros, Alfaro ha considerado «previsible» que, a futuro, Renfe tenga que abordar también una nueva adquisición de material móvil de alta velocidad. Aunque ha sido una compra «importantísima», Renfe está creciendo en viajeros «exponencialmente» y, por tanto, sus previsiones apuntan a que «va a ser necesario seguir incrementando la oferta», ha indicado.

En cuanto al ámbito internacional, donde Renfe se ha retirado este año de la puja por la principal línea ferroviaria de la Costa Oeste en el Reino Unido y se le acaba de escapar un contrato de alta velocidad en California (EEUU), entre Los Ángeles y San Francisco, Alfaro ha asegurado que es un área de negocio «muy importante» para el grupo. «Estamos siempre atentos a distintas oportunidades de negocio que pueden salir en el ámbito internacional» y, en el futuro, a medio plazo, el Reino Unido es uno de los mercados que «estamos siguiendo de cerca».

El hito más importante llegará en apenas unas semanas, con respecto a la línea de alta velocidad entre La Meca y Medina, en Arabia Saudí, cuya obra está ya ejecutada en más del 80%. El consorcio español que la construye, y del que forma parte Renfe, se prepara para realizar viajes de demostración antes de que termine el año. Se tratará de dos viajes por sentido con invitados los viernes y sábados desde las ciudades de La Meca y Medina y su realización se prevé a 31 de diciembre, pero aún no hay una fecha concreta.

Fotos

Vídeos