El abaratamiento de la luz reduce la inflación al 0,6% en enero

Imagen de una bombilla. /Archivo
Imagen de una bombilla. / Archivo

Supone un descenso de seis décimas respecto a diciembre y el nivel más bajo desde septiembre de 2016

David Valera
DAVID VALERAMadrid

Los precios de la cesta de la compra se moderaron en enero. En concreto, la inflación se situó en el 0,6%, lo que supone un descenso de cinco décimas respecto al 1,1% de diciembre. Así se refleja en los datos definitivos publicados hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE) y que suponen una décima más que la cifra adelantada hace unas semanas. En cualquier caso, se trata de la tasa interanual más baja desde septiembre de 2016. Un respiro para el bolsillo de los consumidores provocado, sobre todo, por el abaratamiento de la electricidad en el primer mes del año gracias a las mejores condiciones climatológicas, lluvia y viento, que han permitido una mayor aportación de las energías renovables y menos del carbón (más caro).

Así, entre los productos que más han influido en la reducción de la inflación se encuentra la vivienda, cuya tasa baja más de tres puntos hasta el -2%, a causa de que los precios de la luz bajan. Por contra, se ha producido un incremento de los precios del gas y el gasóleo para calefacción este mes, mayores que los del año pasado. También contribuyen al descenso del IPC los alimentos y bebidas no alcohólicas, que sitúan su tasa en el 1,3%, cuatro décimas inferior a la de diciembre. Destaca en esta evolución la estabilidad de los precios de las legumbres y hortalizas, frente al aumento registrado en 2017.

Asimismo, el transporte registró una variación anual del 1,8%, una décima por debajo de la del mes anterior, debido a que los precios de los carburantes suben este mes menos que en el mismo mes de 2017. En el lado opuesto se encuentra las comunicaciones, que presenta una tasa del 0,9%, siete décimas superior a la del mes anterior, debido en su mayoría al aumento de los precios de los servicios de telefonía y fax, frente a la disminución registrada en 2017.

La significativa caída de los precios de la luz y también la moderación de los carburantes sitúa el IPC, de momento, lejos de la estimación del 1,6% del Gobierno. Asimismo, provoca que la tasa de inflación subyacente (índice general sin alimentos no elaborados ni productos energéticos) se sitúe por encima del índice general, algo que no ocurría desde noviembre de 2016. En concreto se sitúa en el 0,8%, con lo que se sitúa dos décimas por encima del 0,6%. Una circunstancia que vuelve a demostrar la volatilidad de los precios de la energía.

Más competitividad

Por su parte, la variación anual del IPC Armonizado (homogéneo en toda la UE) se situó en enero en el 0,7%, cinco décimas menos que en diciembre. Una tasa muy inferior al 1,3% de la eurozona (dato adelantado). Esta reducción permite ganar competitividad a las empresas españolas en las exportaciones, frente a países de la zona euro. De hecho, al final del año pasado España perdió competitividad debido a que la inflación se situó por encima de la media del área comunitaria.

En cualquier caso, a pesar del dato moderado de inflación de enero, los pensionistas ya pierden poder adquisitivo teniendo en cuenta que la revalorización de su pensión fue del 0,25%, el mínimo que marca la ley. Este colectivo ya sufrió el año pasado una importante reducción de su capacidad de compra de 1,75 puntos al registrar 2017 una inflación media del 2%.

Por contra, el dato de enero puede suponer un alivio para los bolsillos de los trabajadores. Y es que la revalorización media pactada por convenio en diciembre -último dato disponible- fue del 1,43% y parece difícil que en enero desciendan tanto como para situarse por debajo de la inflación.

De Guindos prevé que el IPC siga por debajo del 1% en los próximos meses

El ministro de Economía, Industria y Competitividad, Luis de Guindos, ha calificado de "buen dato" la cifra del IPC de enero. Así lo ha señalado en declaraciones a los periodistas antes de intervenir en el Pleno del Congreso.

"Es un buen dato, está claramente por debajo del 1%", ha valorado De Guindos, quien ha explicado que la inflación está "perfectamente contenida" y siempre se fija en la tasa subyacente --que no tiene en cuenta las partidas más volátiles, como energía y alimentación no elaborada--, ya que marca la tendencia a medio y largo plazo y está "claramente por debajo del 1%".

Según De Guindos, este nivel es "bueno" desde el punto de vista de la capacidad adquisitiva de las familias, de las rentas y para la competitividad. De esta forma, ha augurado que la inflación se mantendrá en "ese entorno", ya que siempre tiende a converger y situarse próxima a la tasa subyacente. El titular de Economía ha asegurado que un IPC inferior al 1% refleja que la economía española sigue creciendo a un ritmo del 3% y continúa generando empleo, con un superávit en la balanza de pagos por cuenta corriente y con una inflación "perfectamente contenida".

Temas

Ine, Ipc

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos